Redes Sociales

Reflexiones

Cuidado, nos quieren envenenar

Por el pastor Jorge Ledesma, nos comparte una serie de reflexiones en este momento de nuestras vidas.

Tema ; Cuidado, nos quieren envenenar #SerieSalmos | Capítulo 10

¡Qué fuerte el título! “Cuidado, nos quieren envenenar”.

¿Sabes una cosa? La humanidad ha estado expuesta desde el principio al intento del infierno de envenenarnos, y la primera le salió bien, porque envenenó a Adán y a Eva, los primeros humanos con el pecado; y desde ese día hasta hoy cada persona que nace en esta tierra tiene que luchar contra ese veneno llamado pecado, y alguien dijo –pecado es una palabra religiosa, no tiene nada que ver con el veneno, ¿por qué se le llama así?-.

Estamos estudiando el libro de los Salmos, lo estamos leyendo y me impresiona el Salmo 38 cuando hace referencia a la situación que se le produjo por el pecado, y dice así David: Nada hay sano en mi carne, a cauda de tu ira; Ni hay paz en mis huesos, a cauda de mi pecado. Porque mis maldades se acumulan sobre mi cabeza; Como carga pesada me abruman.” Y sigue haciendo una descripción densa, les digo, es muy fuerte, Hieden y supuran mis llagas, A causa de mi locura. Estoy encorvado, estoy humillado en gran manera,” y sigue hablando muy fuerte de todo lo que le produjo tener acciones o culpabilidades delante de Dios.

 

El pecado significa errar al blanco, significa no haber caminado en el punto donde Dios quería que camine, y entonces, empujado por las presiones humanas, por mis propias tendencias, por mis propios instintos, por mis propias emociones exaltadas; a veces hacemos cosas que sabemos que están incorrectas pero, igual las hacemos. Cuando estas cosas suceden ofenden la santidad de Dios, y la gracia y la misericordia que tiene para nosotros; queriendo que nosotros podamos vivir en la tierra la plenitud del cielo; y que después la eternidad la pasemos con Él, y no en soledad, fuera de Él. No es un castigo de Dios, es una consecuencia de nuestra vida, que empieza a venir la amargura, la enfermedad y todas estas cosas horrendas que está describiendo David.

¡Qué contraste tan fuerte tiene este texto con lo que escribe el apóstol Pablo en Romanos! Mientras David está diciendo Nada hay sano en mi carne, a cauda de tu ira; Ni hay paz en mis huesos, a cauda de mi pecado. Como carga pesada me abruman sobre mí mis maldades”, contraste en lo que dice en Romanos 4: « ¡Qué felices son aquellos a los que Dios perdona! ¡Dios ya se ha olvidado de los pecados que cometieron! » ¡Qué felices son aquellos a los que Dios perdona de todo lo malo que han hecho!» (TLA) siempre está el pecado a mano, es fácil pecar, es fácil resbalarte, es fácil caer; es más difícil sostenerte, pero el esfuerzo por caminar en integridad y en pureza te mantienen sano, fuerte, animado y, la biblia dice en Romanos, te hace feliz.

 

Te animo a que Dios sea tu guía, te animo a que seas capaz de luchar contra las tentaciones, y de caminar cada vez con mayor perfección, es imposible ser perfecto, pero si es posible mostrarle a Dios que estamos intentando cada día ser un poco mejores; y cada vez que la tentación venga, tenes que saber que te están ofreciendo veneno, que te hace mucho daño por dentro y también en tu cuerpo.

Desato bendiciones en este día para vos, para tu casa y tu familia, y declaro una vida abundante, sana, fuerte y llena del gozo y la alegría de Dios.

Reflexiones

Un mensaje de esperanza en navidad, por el Pastor Ledesma

El pastor Jorge Ledesma, de Iglesia Cristiana Internacional, realizó un mensaje de 4 minutos para todos los chaqueños. «Con este mensaje quiero transmitir el amor de Dios y la razón principal por la que festejamos la navidad».

«Con este video cortito quiero transmitir la paz de Dios a todos los ciudadanos, para renovar las fuerzas y te va a ayudar a poder pasar unas buenas fiestas en familia y junto a tus seres queridos», indico el Pastor.

Recibamos con amor este mensaje para todas las familias chaqueñas, en el marco de navidad y noche buena.

Sigue leyendo

Reflexiones

Un mensaje de esperanza en navidad, por el Pastor Ledesma

En el marco de navidad y noche buena, el pastor Jorge Ledesma, de Iglesia Cristiana Internacional, te deja un mensaje de fe y esperanza para que pases las fiestas lleno de paz, amor y bendiciones.

«Con este mensaje quiero transmitir el amor de Dios y la razón principal por la que festejamos la navidad. Con este video cortito quiero transmitir la paz de Dios a todos los ciudadanos», dijo el pastor Ledesma.

Recibí un mensaje de 4 minutos, que te va a renovar las fuerzas y te va a ayudar a poder pasar unas buenas fiestas en familia y junto a tus seres queridos.

Te invitamos a recibir, con amor este mensaje para todas las familias chaqueñas.

Sigue leyendo

Reflexiones

El verdadero Padre nuestro

Por el pastor Jorge Ledesma, nos comparte una serie de reflexiones en este momento de nuestras vidas.

Titulo mensaje: El verdadero Padre nuestro

¡Hola! Bendiciones y favor de dios en este día.

¿Cuál es el verdadero Padre Nuestro? ¿Qué es el Padre Nuestro? Es el nombre que le hemos puesto a una clase de oración que Jesús le dio a sus discípulos. Cuando sus discípulos le dijeron que querían aprender a orar el Señor les dijo: “Ustedes, pues, oraran así: [y comienza a describir y a decir] Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así como se hace en los cielos, que se haga aquí en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores” (Mateo 6: 9 – 12)

¿Cuál es el verdadero Padre Nuestro? Dios no nos dio esa palabra, Jesús no les dios esa descripción como diciendo únicamente hagan esta oración, sino que nos enseñó a que teníamos que ponerle CORAZÓN a esa oración; entonces, repetir el texto porque lo aprendí de memoria, sin entender lo que digo no está teniendo  ningún efecto en el mundo espiritual, pero si descubro la riqueza, la potencia, el tesoro que hay dentro de esta oración, entonces, esa oración puede cambiarme la vida, puede cambiarme el día cada día y puede cambiar cualquier situación.

Así que, número 1 es Entenderlo; número 2 es Entenderlo y Orar de Corazón.

“Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos…” arrancamos con Paternidad, la Paternidad es la clave para no tener miedo y no estar mal, porque Jesús dice, el Espíritu Santo dice en la escritura: “Ustedes no han recibido el espíritu de temor para estar en esclavitud, ustedes recibieron el espíritu de paternidad o de adopción para decir:<< ¡Papá!>>” (Romanos 8:15) así que esta oración arranca en un corazón de alguien que dice Dios ¡Eres mi Padre! Y para vivir entendiendo que Dios es tú Padre tenés que haber nacido de nuevo como Hijo de Dios; la biblia dice que no todos son hijos de Dios.

En el evangelio de Juan dice que “Jesús vino a los suyos, y los suyos no lo recibieron; pero a los que sí lo recibieron les dio autoridad, potestad de ser hechos hijos de Dios; Los que no son engendrados de carne, ni de sangre, ni de voluntad de varón (o sea no es un nacimiento natural) sino que son nacidos de Dios” (Juan 1: 11-13).

Por eso “Dios le dijo al sacerdote Nicodemo, cuando vino de noche a hablar con Él: Vos necesitas nacer de nuevo. Y él dijo: Tan grandote, no puedo caber en el vientre de mi madre; pero Dios le estaba diciendo ¡Tenés que nacer del Espíritu!”(Juan 3: 1-15).

El espíritu de paternidad cuando viene, quita de en medio el espíritu de temor que nos pone en esclavitud y nos da la autoridad de ser hijos de Dios. Para arrancar el entendimiento de este precioso texto que Dios nos dejó para hacer la oración, tenemos que arrancar desde el principio, aprender a ser hijos de Dios; y si todavía no le entregaste tu vida al Señor y no fuiste perdonado de todos tus pecados, te animo a que hagas esta oración y le digas:

“Dios mío, yo reconozco mi pecado. Te pido que perdones todo lo que hice. Te recibo en mi corazón como mi salvador. Limpia mi vida de toda mancha, de toda culpa. Te pido Señor, que anotes mi nombre en el libro de la vida para entrar al cielo, y sobretodo, Dios mío, te pido que me hagas Hijo, un verdadero hijo tuyo para poder decirte Padre nuestro que estás en el cielo.”

¡Que Dios te bendiga! Vamos a seguir con esta serie.

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook