Connect with us

Tecno

Qué hacer cuando la pantalla táctil no funciona

Uno desliza el dedo por el celular o la tablet y nada. No se abre ninguna aplicación, no se puede tipear la clave ni mandar un mensaje. De pronto la magia del touch desaparece. De vez en cuando ocurre que la pantalla táctil deja de responder. Antes de desesperarse, conviene hacer algunas pruebas para rescatar el equipo.

(Istock)

(Istock)


1. Revisar la pantalla

Primero hay que evaluar que la pantalla no esté dañada o rota en algún punto. Porque en caso de que así sea habrá que contactarse con el fabricante del equipo.

2. Limpiar

Si se hubiera colocado alguna calcomanía, es conveniente quitarla. También se sugiere limpiar la pantalla con algunos de los líquidos para ese propósito que se venden en distintos comercios.

3. Activar el modo seguro

Es posible que el inconveniente sea causado por alguna aplicación. En caso de que así sea, al activar el dispositivo en modo seguro la pantalla debería volver a responder. Para activar esta opción hay que presionar el botón de encendido. Cuando aparezca la opción Apagar, presionar sobre ella y se verá una nueva ventana donde se preguntará si se quiere reiniciar el equipo en modo seguro.

4. Verificar si es un inconveniente local o no
Abrir el panel de notificaciones deslizando el dedo desde el extremo superior izquierdo hasta el inferior derecho. Si el menú se suelta en algún punto más de una vez, podría tratarse de un inconveniente localizado, en cuyo caso habría que contactar al fabricante.

5. Restablecer el equipo

Para restablecer la configuración de fábrica del dispositivo, se debe ingresar a Configuraciones, donde figura esta opción. Hay que tener en cuenta que al optar por esta alternativa, se eliminarán todas las app y datos asociados. Solo quedará la información que se haya almacenado en la nube. Por eso, se sugiere crear una copia de seguridad antes de realizar este paso.

Por último, si nada de esto funciona, entonces habrá que contactarse con el fabricante para pedir que evalúen si corresponde hacer una reparación o recambio de equipo.

Fuente: Infobae

Tecno

Conocé cómo actualizar WhatsApp para evitar hackeos

Luego de una falla en WhatsApp que permitía que mediante una llamada de voz, el usuario pierda el control de móvil, la plataforma informó acerca de una actualización que tendría por objetivo evitar este tipo de ataques a los teléfonos móviles que usen la aplicación y así mantener a salvo a los usuarios.

Así, la falla en el sistema que perjudicaba el funcionamiento de los aparatos afectaba tanto a dispositivos iOS como Android y habría estado dirigida a un blanco específico de usuarios. Sin embargo, desde la plataforma avisaron que todos los móviles están potencialmente expuestos a menos que se los actualice.

Según informa Infobae, para llevar adelante esta actualización, en el caso de Android, hay que ingresar en Google Play, buscar WhatsApp y presionar donde dice “Actualizar”, así obtendrán el último formato del servicio de mensajería. Si no aparece esa opción, entonces quiere decir que la plataforma está actualizada.

Asimismo, en el caso de iOS, el sistema operativo de iPhone, hay que ir hasta Apple Store y seguir los mismos pasos mencionados anteriormente. La actualización en este tipo de aplicaciones, permite que las mismas también tengan lo último en sistemas de seguridad, protegiendo al usuario.

Sin embargo, existe la posibilidad de que igualmente se flitren algún tipo de fallas nuevas, pero al menos las ya detectadas se pueden prevenir realizando la actualización recomendada por la aplicación. En este sentido, es importante que los usuarios revisen en su tienda de apps para ver si existe la posibilidad de actualizar.

Con respecto a la falla que se registró, se trata de un grupo de hackers que explotó una vulnerabilidad en la plataforma que permitía instalar spyware (software espía) con tan sólo llamar, a través de WhatsApp a un usuario. Lo peligroso de la situación es que no hacía falta atender la llamada para que se infecte el móvil. Ahora, mediante la actualización en la app ya se puede evitar este riesgo.

En este contexto, durante este mes de mayo, WhatsApp anunció que el servicio dejará de funcionar el algunos móviles ya que el servicio se actualiza y tiene mayores requerimientos para su correcto funcionamiento, por lo que los equipos más antiguos ya no podrán contar con la aplicación.

Sigue leyendo

Tecno

La dura definición de Telegram contra su principal competencia: WhatsApp

Una, es la más utilizada en todo el mundo. La otra, la sigue muy de cerca. El cofundador y principal responsable de Telegram, Pavel Durov, se refirió a su principal competencia WhatsApp con una dura sentencia: “Ellos nunca serán seguros”. Así se refirió a través de un escrito en el que el desarrollador argumenta por qué la ahora herramienta de Facebook nunca será del todo segura.

Y para sostener su afirmación, el empresario recordó el último gran problema de seguridad de WhatsApp, por el que asegura que “el mundo parece sorprendido, pero nunca pudieron ni nunca podrán demostrar tener plena seguridad de los datos que transportan”. “Cada vez que WhatsApp tiene que corregir una vulnerabilidad crítica en su aplicación, parece que surge una nueva en su lugar”, señala Durov.

Asimismo, según cita Genbeta, trazó un paralelo con las “hipotéticas puertas traseras”: “A diferencia de Telegram, WhatsApp no es de código abierto, por lo que un investigador de seguridad no puede comprobar fácilmente si hay puertas traseras en su código. No solo no lo publica, sino que hace exactamente lo contrario: ofuscarlo deliberadamente para asegurarse de que nadie pueda estudiarlos a fondo”, argumentó.

Luego, añade: “No es fácil ejecutar una aplicación de comunicación segura desde los Estados Unidos”, y deslizó la presencia del FBI como el organismo que siempre intento vulnerar este tipo de aplicaciones. Según explica, representantes de Telegram estuvieron una semana durante 2016 en Estados Unidos, y en sólo esos 7 días, se produjeron tres intentos de infiltración por parte del FBI.

“Imagine lo que 10 años en ese ambiente pueden traerle a una compañía con sede en los Estados Unidos”, reafirma el empresario, y redobla: “Esas puertas traseras también pueden ser utilizadas por delincuentes y gobiernos autoritarios. No es de extrañar que a los dictadores les guste WhatsApp“.

Para el ejecutivo de Telegram, las medidas de encriptación y cifrado no fueron suficientes “para que ningún tercero pueda acceder a los mensajes”. Esto, a su vez, coincidió “con un hecho contundente, este último, que coincidió con una agresiva campaña para que los usuarios hiciesen copias de seguridad de sus conversaciones”. Y sobre esta acción, que solemos ver en nuestro teléfono usualmente, fue tajante.

“WhatsApp no informó a sus usuarios de que, al realizar la copia de seguridad, los mensajes ya no están protegidos por el cifrado de extremo a extremo y pueden ser accedidos por los hackers y las fuerzas del orden”, asevera, y añade: “Los que no han accedido a hacer copias de seguridad como pedían los pop ups que aparecían en WhatsApp, pueden ser rastreados con una serie de trucos, desde acceder a las copias de seguridad de sus contactos hasta cambios invisibles en las claves de encriptación”.

Finalmente, concluyó: “WhatsApp tiene un historial coherente, desde el cifrado cero en sus inicios hasta una sucesión de problemas de seguridad extrañamente adecuados para fines de vigilancia. Mirando hacia atrás, no ha habido un solo día en el viaje de 10 años de WhatsApp en el que este servicio haya sido seguro. Por eso no creo que la simple actualización de la aplicación móvil de WhatsApp la haga segura para todos”.

Y cerró: “Para que WhatsApp se convierta en un servicio orientado a la privacidad, debe arriesgarse a perder mercados enteros y a chocar con las autoridades de su país de origen. No parecen estar preparados para eso”.

Sigue leyendo

Tecno

Twitter sabe si tenés depresión o ansiedad

Por el tipo de imágenes, colores y gestos, los usuarios exponen mucho más de lo que en realidad quieren transmitir.

La depresión puede predecirse hasta tres meses antes de un diagnóstico tradicional mediante el uso de inteligencia artificial, según concluyeron investigadores de Penn Medicine. Si se tiene en cuenta que las redes sociales se centran cada vez más en imágenes, aseguran que encontraron un buen recurso para evaluar a los usuarios.

El estudio buscó utilizar la visión y la inteligencia artificial para determinar qué cualidades de las fotos publicadas y configuradas como imágenes de perfil en Twitter podrían asociarse con la depresión y la ansiedad, con el objetivo de utilizar la plataforma como un método de detección de ambas. La investigación se va a presentar en la Conferencia Internacional AAAI sobre Web y Redes Sociales del 11 al 14 de junio en Munich.

El método

Los investigadores utilizaron algoritmos para extraer características como colores, expresiones faciales y diferentes medidas estéticas (como la profundidad de campo, la simetría y la iluminación) de imágenes publicadas por más de 4.000 usuarios de Twitter que aceptaron ser parte del estudio. Para clasificar rápidamente sus puntuaciones de depresión y ansiedad, analizaron los últimos 3.200 tweets de cada persona. Mientras tanto, 887 usuarios también completaron una encuesta tradicional para obtener puntajes de depresión y ansiedad. Luego, las características de la imagen se correlacionaron con las puntuaciones de depresión y ansiedad de los usuarios. De esto, surgieron varias relaciones significativas.

El autor principal del estudio, Lyle Ungar, PhD, profesor de genómica y biología computacional y psicología, dijo que existen grandes posibilidades más allá de Twitter. “Algo como esto podría aplicarse también a Instagram y a los mensajes de texto”, dijo Ungar.

“Esperamos que esto pueda dar una idea de las diferentes facetas de la depresión. También estamos observando una variedad de otras afecciones, desde la soledad hasta el TDAH”.

La situación en Argentina

“Existe un porcentaje alto de la población que sufre depresión pero que no pasa por el hospital, y que desconoce su situación, como consecuencia se va acentuando el cuadro, se puede ir notando un desmejoramiento en sus funciones afectivas y laborales o que termine con otras afecciones asociadas al cuadro de depresión ansiosa”, dice el doctor Patricio Rey (MN 105492), Jefe de Secciones Derivación y Orientación Terapéutica y Salud Mental en Adolescencia del Hospital de Clínicas. “En un mundo de incertidumbre la depresión constituye la mayor fuente humana de sufrimiento. Se estima que en el mundo hay 350 millones de personas que sufren algún grado de depresión”, agregó.

La prevalencia es más alta en mujeres que en hombres, según Rey esto se debe a factores hormonales y a roles sociales impuestos, además de que: “Las mujeres son más proclives a la exteriorización de sus sentimientos en momentos de crisis de angustia, lo que hace que consulten a un especialista”, afirmó.

Las primeras sensaciones tienen que ver con desgano por cualquier tipo de actividad, sensación de abatimiento, lo común es dormir mal, ya que cuesta dormir. Los pensamientos monocordes y la agitación psicomotora son los síntomas que generalmente llevan a la consulta médica.

“La ansiedad puede estar asociada a la depresión como una de las primeras manifestaciones clínicas, es tan fuerte el malestar que se la diagnostica como depresión ansiosa que es uno de los cuadros más frecuentes”, concluye el doctor.

Fuente: TN.com.ar
Sigue leyendo

cotización del dolar



Nuestro Clima

El tiempo – Tutiempo.net




Facebook