Redes Sociales

Tecno

No más celulares y otras predicciones tecnológicas para la siguiente década

NO SE DESANIMEN. LO QUE VIENE EN LOS PRÓXIMOS AÑOS QUIZÁ SEA MUCHO MEJOR DE LO QUE ESPERAN.

Este es el 2019 en sus últimos momentos: a la actriz Sharon Stone la expulsaron de una aplicación de citas por ser como es, mientras que el presidente Donald Trump, siempre tan estridente, puede seguir en Twitter después de retuitear cuentas falsas y enlaces que parecen desenmascarar a un denunciante.

Este es el estado del internet ahora que la década llega a su fin. Por buenos motivos, la confusión reina en torno a las muchas invenciones tecnológicas que se nos han venido encima en los últimos 10 años. Pocos podemos incluso adivinar cuál será la próxima gran innovación porque la industria ha sido neutral durante demasiado tiempo. Mientras tanto, las ofertas públicas de venta en 2019 fueron menos que estelares (por ejemplo, lo que sucedió con Uber), la mala economía fue desenmascarada (ver lo que pasó con WeWork), y la confianza en la tecnología se vio afectada (el caso de Facebook), incluso mientras los grandes se volvían aún más grandes (Facebook también es un ejemplo de eso).

Todo parece salido de un poema de Yeats: todo se desmorona, el centro cede, la anarquía se abate sobre el mundo, se anega el ritual de la inocencia, los mejores carecen de convicciones y, desde luego, los peores rebosan de una febril intensidad.

Pero no se desanimen, porque lo que viene en los próximos años quizá sea mucho mejor de lo que esperan, especialmente ahora que nuestras desorbitantes expectativas sobre la tecnología se han equilibrado y las tendencias al fanatismo respecto de las compañías tecnológicas se han frenado.

No hemos lidiado por completo con todas las repercusiones del dominio que la tecnología tuvo en la última década: habrá regulaciones, gran parte de la tecnología aún es adictiva y el odio digital seguirá viajando al otro lado del planeta antes de que la verdad prevalezca, pero existen algunas grandes ideas positivas de las que creo que escucharemos más en los próximos años.

Aunque he criticado duramente a la tecnología y es fácil hablar de lo que ha salido mal —se puede conversar largo y tendido al respecto—, creo que, con la llegada de 2020, es más útil proponer cinco predicciones que espero que nos permitan vivir de manera más pacífica con la tecnología que amamos y odiamos.

Una foto del Glaciar Gorner tomada en 1863 en Zermatt, Suiza y publicada por la Biblioteca ETH de Zurich, se exhibe en el mismo lugar el 25 de agosto de 2019. (REUTERS/Denis Balibouse Glaziologische Kommission der Akademie der Naturwissenschaften Schweiz/ETH Library Zurich)

Una foto del Glaciar Gorner tomada en 1863 en Zermatt, Suiza y publicada por la Biblioteca ETH de Zurich, se exhibe en el mismo lugar el 25 de agosto de 2019. (REUTERS/Denis Balibouse Glaziologische Kommission der Akademie der Naturwissenschaften Schweiz/ETH Library Zurich)

Más inversiones en la tecnología que aborden el cambio climático. Con todo respeto por Greta Thunberg y los esfuerzos de los jóvenes en todo el mundo para llamar la atención sobre el cambio climático, los gobiernos quizá nunca se pongan de acuerdo con el fin de abordar debidamente nuestra tendencia hacia el suicidio medioambiental. Por eso es que resulta de suma importancia que la tecnología comience a enfocarse en crear productos que nos rescaten. La cantidad de inversiones en tecnologías ecológicas sigue siendo tercamente baja en comparación con otros sectores tecnológicos. Bill Gates y Elon Musk han estado invirtiendo más en ese rubro, pero siguen siendo los únicos grandes nombres que lo hacen. Qué mal, pues creo que el primer billonario del mundo será un emprendedor de la tecnología ecológica. Hay muchas áreas que explorar, entre ellas el almacenamiento de baterías, los productos renovables, el software y la inteligencia artificial para ayudarnos a entender los datos del clima, el ecosistema alimentario e incluso la manera en que construimos nuestros edificios. El desafío más importante es encontrar una manera de mantener el carbono en el suelo, y averiguar la mejor manera para proporcionarles a los emprendedores una oportunidad de oro.

Automatización para siempre. Se ha hablado mucho sobre el potencial que tiene la tecnología, incluyendo la manera en que una combinación nefasta de automatización, robótica e inteligencia artificial dará muerte al empleo. En efecto, muchos empleos quizá se remplacen con tecnología, sobre todo los mecánicos y también muchos que pagan muy bien en la medicina, el derecho y otros ámbitos. Pero esta también es una oportunidad para volver a idear cómo imaginamos el empleo y la educación. Las mentes más inteligentes de la tecnología deberían estar pensando en reformular y recalibrar el espacio laboral y la estructura de los negocios. Y en vez de aceptar que los malos salarios y las malas protecciones para los trabajadores temporales son inevitables y que las presiones de una fuerza laboral global son demasiado fuertes para rechazarlas, las compañías tecnológicas deberían averiguar cómo desplegar el talento de manera creativa y humana en todo el mundo para mostrar que están interesadas en lidiar con las consecuencias de sus invenciones.

¿Hay un negocio en la despolarización? Entiendo que las fuerzas del cinismo, la manipulación y el odio siempre forman parte del avance digital, pero estoy convencida de que se puede generar dinero apelando a nuestras preocupaciones sobre cómo se le ha dado forma a nuestras vidas tecnológicas. Hay maneras de fomentar la interacción digital que no tienen por qué incitar la furia. La razón por la que gran parte de las redes sociales resultan tan tóxicas es que se han construido para ser veloces, virales y llamar la atención en vez de basarse en el contexto y la precisión. Aunque parece imposible imaginar un nuevo tipo de red social bajo la sombra de Facebook, TikTok, a pesar de toda su controversia por ser una compañía china, ha sido un éxito arrollador (el primer gran éxito social desde que llegó Snapchat en 2011), y hay espacio para más. Hay oportunidades para crear nuevas formas de comunicación que les dan la ventaja a los usuarios al hacer cumplir de manera estricta estándares de comportamiento y eliminar el anonimato, y, sobre todo, con planes de negocios basados en la publicidad que no saquen provecho de nuestros datos personales.

¿La diversidad puede seguir abriéndose camino? Una de las grandes decepciones de la última década ha sido la continua falta de equilibrio racial, de género y de edad en los equipos de liderazgo y, lo más importante, en la participación de la mayoría de las empresas tecnológicas. Todos los informes que han realizado las compañías acerca de esta falta de equilibrio —felicidades por al fin tomar en cuenta lo que ha sido claro para cualquiera— también muestran que los números no se están moviendo en una dirección más inclusiva. Podemos debatir todo lo que queramos sobre cómo el talento se descubre y se desarrolla, pero la conclusión es que una fuerza de trabajo más diversa origina productos más innovadores. Por eso, el inicio reciente de varias firmas de capital de riesgo dirigidas por mujeres —muchas de las cuales han sido financiadas por inversionistas como Melinda Gates— es una señal alentadora. La formación del capital es donde todo comienza, y eliminar la “brecha de límite” —las mesas de capitalización que están sesgadas a favor de un tipo de inversionista— nos permite llegar al meollo del problema.

¿Vas a dejar en paz ese celular? Hay muchos gritos y quejas sobre la adicción a las pantallas, los padres que comparten en las redes la vida de sus hijos y el torrente de efectos negativos de todos los dispositivos de los que hemos llegado a depender. (Yo también soy culpable). Estos aparatos se diseñaron para engancharte, algo no muy distinto del azúcar, los cigarrillos, las apuestas o los opioides. Tristan Harris, el renombrado experto en tecnología, lo llama “degradación humana”, y tiene razón. Sin embargo, hay una oportunidad para impulsar la ética del diseño, un movimiento que creo que se volverá popular conforme evaluemos lo que nuestra incursión en el mundo digital le ha hecho a la humanidad. Aunque nuestros dispositivos tecnológicos en general han sido buenos para la mayoría de la gente, hay una verdadera oportunidad de negocios en hacer que funcionen de manera más eficiente y sin depender de una adicción. Ya sea que avancemos hacia una tecnología creada de manera intuitiva en nuestro entorno o una tecnología que se incorpore en nuestros cuerpos (sí, eso también se aproxima), mi predicción es que llevar con nosotros un dispositivo en la mano y verlo fijamente será cosa del pasado para 2030. Además, como la red eléctrica de la que dependemos a diario, la mayor parte de la tecnología se volverá invisible.

Así es, lo anuncio ahora: habrá un internet en el futuro que deje de gritarnos a la cara. Beneficio adicional: los tuits del presidente Trump probablemente también habrán desaparecido.

©2019 The New York Times Company

Tecno

“Ladrona de la Nación Argentina”: por qué Cristina Kirchner apareció con esa descripción en Google

El buscador indexó una descripción de Wikipedia. La vicepresidenta demandó al gigante de Internet, que suma otro frente judicial en su contra.

Cristina Kirchner demandó a Google porque en sus resultados el buscador la mencionaba como “ladrona de la Nación Argentina”. La presentación de la vicepresidenta hace referencia a la publicación del 17 de mayo en la que, según la expresidenta, se publicó “información falsa y ofensiva” contra ella.

En esa fecha el gigante de Internet relacionó la falla a un problema de indexación y la fuente desde la que sus algoritmos obtienen los datos. En este caso el buscador sacó la información de otros sitios públicos de la web. Entre ellos, Wikipedia, una base de datos colaborativa que contiene y cataloga información, en el que casi cualquier persona puede ingresar y editar los artículos.

"Ladrona de la Nación Argentina", la ofensiva descripción de Cristina Kirchner (Foto: Captura web)
“Ladrona de la Nación Argentina”, la ofensiva descripción de Cristina Kirchner (Foto: Captura web)

“Tomamos conocimiento de esta situación en el ‘panel de conocimiento’ de la expresidenta y actual vicepresidenta de la Nación Dra. Cristina Fernández de Kirchner, que inmediatamente fue reportada a nuestros equipos internacionales y se resolvió en el transcurso de la mañana”, aseguraron en aquel momento desde la filial argentina de la empresa de tecnología.

El problema, reavivado por la demanda de Kirchner, es la viralización de noticias falsas, la desinformación y la responsabilidad de las plataformas, que pueden ser buscadores, como Google, o redes sociales, como Facebook o Twitter.

Según Google, la falla estuvo en el “Panel de conocimiento”, que es lo primero que aparece en el celular cuando uno realiza una búsqueda (en una computadora de escritorio se muestra en el margen superior derecho de los resultados). Se trata de recuadros que están pensados para ofrecer un resumen de información sobre un tema específico.

“Los paneles de conocimiento se generan automáticamente, y la información que aparece en ellos proviene de varias fuentes de toda la Web”, explicaron desde la empresa fundada por Larry Page y Sergey Brin.

Google y Facebook, en problemas

Los problemas legales de los gigantes tecnológicos se siguen acumulando. Facebook, Google, Amazon y Apple fueron vapuleadas a fines de julio por parte de un comité del Congreso de Estados Unidos, que los investiga por abusar de su posición en el mercado. Los acusaron de concentración monopólica, violaciones a la privacidad de los usuarios y direccionamiento de la opinión pública.

Si bien los legisladores norteamericanos apuntaron contra las cuatro compañías, cuestionaron especialmente al motor de búsqueda y a la red social, que además recibió un inesperado dardo por parte del fundador de Amazon. “Me parece que las redes sociales son una máquina de destrucción de matices, y no creo que eso ayude a una democracia”, dijo Jeff Bezos.

Los CEOS de las cuatro empresas, Mark Zuckerberg, de Facebook; Sundar Pichai, de Google; Tim Cook, de Apple; y Jeff Bezos, de Amazon, prestaron testimonio de forma remota ante el subcomité Judicial de la Cámara de Representantes, que impulsa la investigación.

Fuente: TN.com.ar

Sigue leyendo

Tecno

Científicas argentinas usan impresión 3D para crear alimentos beneficiosos para la salud

Investigadoras de Bahía Blanca desarrollaron nutracéuticos que incorporan compuestos para reducir los niveles de colesterol. Asoma una nueva generación de “alimentos medicinales”.

La impresión 3D puede usarse para la producción de nutracéuticos o “alimentos medicinales” de administración oral que serían un beneficio para la salud, y que ayudarían en la prevención y el tratamiento de enfermedades.

Lo dice un estudio publicado en la revista “Food Research International”, que fue liderado por las argentinas Camila Palla e Ivana Cotabarren, investigadoras del CONICET en la Planta Piloto de Ingeniería Química (PLAPIQUI) y docentes del Departamento de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Sur (UNS).

“Las frutas y verduras son componentes fundamentales de una dieta saludable, y disminuyen el riesgo de padecer algunas enfermedades no transmisibles, como las cardiopatías y determinados tipos de cáncer. Sin embargo, los estilos de vida actuales han llevado a una disminución de la ingesta de vegetales y la preparación de alimentos de alto nivel nutritivo, por esta razón desde la ciencia hacemos esfuerzos para crear productos que puedan compensar estas deficiencias y tener un rol importante en la prevención de enfermedades”, afirmó Palla.

Palla, Cotabarren Diego Colaneri (profesional técnico de PLAPIQUI) y Sofía Cruces, alumna de la UNS al momento de la realización del proyecto, adaptaron una impresora 3D para su uso con materiales semisólidos.

La impresión 3D es una técnica de fabricación que implica la deposición de materiales capa por capa para formar una estructura tridimensional que se controla mediante un software de computadora.

Con esa tecnología, lograron producir nutracéuticos de propiedades mecánicas estables basados en la mezcla de dos componentes: un oleogel o material semisólido obtenido a partir de aceite vegetal, y fitoesteroles, que son nutrientes vegetales con propiedades beneficiosas para la salud.

Adaptaron una impresora 3D para su uso con materiales semisólidos - (Foto: Agencia CyTA-Fundación Leloir)
Adaptaron una impresora 3D para su uso con materiales semisólidos – (Foto: Agencia CyTA-Fundación Leloir)

“Se ha demostrado que los fitoesteroles son capaces de reducir la inflamación y los niveles de colesterol “malo” en plasma, así como aumentan las lipoproteínas de alta densidad (HDL) que, entre otras funciones, retiran el colesterol de las arterias y lo transportan al hígado para su excreción”, explicó Palla.

“Sin duda, esta línea de investigación es el puntapié para que los oleogeles y otros materiales con propiedades nutritivas o beneficiosas para la salud puedan ser usados en la impresión de productos nutracéuticos y alimentos funcionales”, afirmó Cotabarren.

El desarrollo de productos con características personalizadas en el área de la alimentación y de los productos nutracéuticos en el ámbito científico y tecnológico es muy escaso y las potenciales aplicaciones deben aún ser exploradas.

“Se requieren más investigaciones para determinar si es factible usar impresión 3D para la obtención de matrices alimenticias que permitan mejorar la entrega de compuestos activos al organismo, al igual que para la obtención de productos personalizados”, concluyeron las científicas.

Fuente: TN.com.ar

Sigue leyendo

Tecno

5 videojuegos que buscan hacer reír (y lo consiguen)

Aunque en el escenario actual no son mayoría, estos son los mejores 5 videojuegos que buscan sacarle unas carcajadas al jugador.

A pesar del auge de títulos de terror en los últimos años, varios videojuegos de otros géneros buscan generar otra cosa en el usuario y buscan hacerlo reír y muchas veces lo consiguen.

Aquí no se incluyen entregas que hagan reír involuntariamente por un error o bug. Estos son 5 videojuegos que tienen la intención de causar risa y lo logran.

Con un concepto que a priori puede parecer extraño, el jugador tendrá cámaras para espiar la vida de distintas personas. Aquí, será testigo de situaciones y extrañas y graciosas. El jugador puede interactuar con quienes espía pero deberá tener cuidado porque puede llevar a que lo descubran.

Desarrollado por Fictiorama Studios, el juego es para PC y se puede conseguir en Steam.

Four Last Things

Con una jugabilidad muy simple, este título nos lleva a través de distintos cuadros, generando situaciones surrealistas y graciosas que sin duda tienen su atractivo.

Esta entrega de Joe Richardson funciona en PC y también se puede conseguir en la tienda de Steam.

Not for Broadcast

Un título muy particular, en el que el jugador será el realizador de un programa de televisión. Los invitados que aparecen siempre suelen ser bastante particulares y el usuario debe encontrar la mejor forma de mostrar eso para obtener buenos niveles de audiencia.

Desarrollado por NotGames, este juego está disponible para jugar en PC.

Saints Row: The Third

Recientemente remasterizado, la vida de una banda y su lucha por el control de la ciudad, otorga escenas muy divertidas y en ocasiones, bastante graciosas.

La entrega desarrollada por Volition se puede jugar en PlayStation 4, PC, Xbox One y Nintendo Switch.

South Park: La Vara de la Verdad

Un RPG con todos los condimentos habituales de la serie South Park. Una aventura en la que un niño nuevo llega a la ciudad y tendrá que superar distintos desafíos junto a los populares personajes. Las risas no faltan en este título, que además de hacer reír busca ser una crítica a la sociedad estadounidense, al igual que en su formato televisivo.

Desarrollado por Obsidian y Ubisoft, este juego está disponible en las últimas dos generaciones de consolas. Se puede jugar en PlayStation 3 0 4, Xbox One o 360, PC y Nintendo Switch.

Fuente: Xataka

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook