Redes Sociales

Internacionales

Murió en prisión Abimael Guzmán, el fundador de Sendero Luminoso

Murió en prisión Abimael Guzmán, el fundador de Sendero Luminoso

El jefe histórico de la diezmada guerrilla maoísta peruana Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, de 86 años, falleció este sábado en la prisión de máxima seguridad donde cumplía cadena perpetua desde 1992, una muerte que suscitó una condena “firme e indeclinable al terrorismo” por el presidente del país Pedro Castillo.

“Ha fallecido el doctor Abimael Guzmán, la Marina le ha comunicado a su esposa Elena Yparraguirre el fallecimiento”, dijo el abogado del líder guerrillero Alfredo Crespo y agregó: “Ella ha pedido a las autoridades que le entreguen los restos”, según reportó la agencia de noticias AFP.

La autoridad penitenciaria señaló en un comunicado que la muerte de Guzmán ocurrió “el sábado 11 de septiembre aproximadamente a las 6.40 (8.40 de Argentina) en el Centro de Reclusión de Máxima Seguridad de la Base Naval del Callao (…) debido a complicaciones en su estado de salud”.

La esposa de Guzmán, que era la número dos de Sendero Luminoso, está presa en la cárcel Virgen de Fátima, en Lima, sentenciada a cadena perpetua por terrorismo, el mismo cargo que pesaba sobre su marido.

La muerte del líder de la guerrilla maoísta fue anunciada un día antes de que se cumpla el 29 aniversario de su captura, el 12 de septiembre de 1992, y desató reacciones en todo el arco político peruano.

“Falleció el cabecilla terrorista Abimael Guzmán, responsable de la pérdida de incontables vidas de nuestros compatriotas. Nuestra posición de condena al terrorismo es firme e indeclinable. Solo en democracia construiremos un Perú de justicia y desarrollo para nuestro pueblo”, defendió Castillo en su Twitter.

En la misma línea se manifestaron otros miembros del oficialismo, como el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Francke, quien afirmó que “su muerte no borrará sus crímenes” e instó a construir “un país mas justo, en democracia y con paz”, o la congresista de la fuerza oficialista Perú Libre, Betssy Chávez, que pidió inculcar a las nuevas generaciones trabajar por “Perú solo en democracia y nunca en extremismos”.

La presidenta del Congreso, María del Carmen Alva Prieto, en tanto, se solidarizó con las víctimas.

“Los testimonios de los huérfanos, viudas (que también perdieron hijos) y todos quienes vieron morir a alguien a manos de Sendero Luminoso nos desgarraron el alma. Pienso en ellos, en las víctimas del terrorismo, a quienes aún les debemos tanto”, consignó el diario La República.

En tanto, miembros de la oposición se refirieron a la forma en la qué debería enterrarse al exlíder guerrillero para evitar que se perpetúe su legado.

“Lo que corresponde es enterrarlo de la manera más rápida y discreta posible para que no se presente ninguna manifestación de apoyo ni de cólera. Se debe dar trámite lo más rápido que se pueda”, consideró Jorge Montoya, parlamentario de la fuerza de ultraderecha Renovación Popular.

En cambio, el exministro del Interior (2003-2004) Fernando Rospigliosi señaló que Guzmán debería ser cremado y sus cenizas echadas al mar.

“De ninguna manera debe darse lugar a un funeral como cualquier persona normal ni que se vaya a convertir su tumba en una suerte de lugar de peregrinación de terroristas”, argumentó, citado por el diario El Comercio.

Desde el conservador Fuerza Popular, la fuerza de la excandidata presidencial Keiko Fujimori, el congresista Nano Guerra exigió al Gobierno “detalles de su deceso”.

Quién era Guzmán

El líder guerrillero y antiguo profesor universitario de filosofía, que había sufrido problemas de salud en julio, pasó sus últimos 29 años preso, condenado de haber sido el responsable intelectual de uno de los más cruentos conflictos en América Latina, con más de 70.000 muertos y desaparecidos en dos décadas -de 1980 a 2000-, según cifras de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

Guzmán acabó sus días como el preso más famoso de Perú, sin concretar su aventura de reproducir en su país a sangre y fuego el modelo de su ícono, el emblemático líder chino Mao Zedong

El jefe guerrillero, cuya causa de muerte no fue informada, cumplía su condena en la Base Naval del Callao, próxima a Lima, pero debía ser trasladado a una prisión común en los próximos meses.

Abrazó el maoísmo y los métodos sanguinarios del líder camboyano Pol Pot, y se formó una imagen de revolucionario duro e implacable dispuesto a ordenar masacrar a los habitantes de un poblado de los Andes peruanos en castigo por no respaldarlo.

En 2006, durante un juicio cuyas audiencias se prolongaron más de un año, se conoció una parte desconocida de su perfil cuando su lugarteniente Oscar Ramírez, conocido por el alias camarada ‘Feliciano’, lo acusó de “cobarde” y de ser incapaz de apretar el gatillo de un arma.

“Cobarde, alcohólico y llorón”, dijo sobre Guzmán ‘Feliciano’, quien lideró una facción radical de Sendero Luminoso que continuó la guerra luego de la detención de su líder en 1992, desacatando su orden de poner fin al conflicto.

Abimael Guzmán saltó al primer plano de la política peruana cuando, a comienzo de los años ´60, abandonó su cátedra de filosofía en la Universidad San Cristóbal de Huamanga, en Ayacucho, una de las regiones más pobres de Perú.

Desde allí, creó e impulsó a su partido, cuya tarea era “construir el comunismo por el sendero luminoso de José Carlos Mariátegui”, intelectual y creador del Partido Socialista de Perú. De ahí el origen del nombre de la guerrilla.

Guzmán cultivó el culto a la personalidad y quienes lo conocían debían tratarlo como el “Presidente Gonzalo”. A partir de su propia interpretación del marxismo, convirtió a sus seguidores en fanáticos de sus ideas a las que calificaron de “pensamiento guía” y “cuarta espada” del marxismo, detrás de Marx, Lenin y Mao.

El llamado “gran salto adelante” empezó en 1979, cuando pasó a la clandestinidad y anunció que estaban dadas las condiciones para llevar a cabo una revolución del campo a la ciudad, al estilo camboyano.

El 17 de mayo de 1980 cambió los libros por la dinamita. Ese día marcó a fuego a Perú. Sendero inició la lucha con un simbólico acto: quemó urnas en un poblado andino en vísperas de la elección que acabó con 12 años de dictadura militar.

Internacionales

La vacuna de Moderna contra el COVID-19 no requeriría una dosis de refuerzo

La vacuna de Moderna contra el COVID-19 no requeriría una dosis de refuerzo

Así lo confirmó un estudio de la revista Science, afirmando que la memoria del sistema inmunitario se mantuvo fuerte durante al menos seis meses.

Un reciente estudio publicado en la revista Science dio a conocer que la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por el laboratorio estadounidense Moderna no necesitaría una dosis de refuerzo al tiempo de completado el esquema.

Así lo indicaron los investigadores de la Universidad de La Jolla, en California, quienes hallaron que la memoria del sistema inmunitario se mantiene fuerte en al menos seis incluso con una dosis baja del preparado de Moderna.

A su vez, en el estudio señalaron que la respuesta del suero es similar a la de las personas que transitaron el contagio de COVID-19 y se recuperaron de la enfermedad y que podría llegar a durar más de seis meses. Según desarrolló Daniela Weiskopf, una de las autoras de la investigación, ese periodo de tiempo es “fundamental, porque es cuando se forma la verdadera memoria inmunológica”.

Cabe destacar que esa “fuerte” memoria inmunitaria perduró en todos los grupos de edad en los que se realizó el estudio de los investigadores universitarios, incluso en mayores de 70 años, grupo que es especialmente vulnerable al COVID-19 grave.

José Mateus Triviño, autor principal de la investigación, explicó, por su parte, que el objetivo de la misma fue ver si con una cuarta parte de la dosis era posible inducir alguna respuesta inmunitaria, para lo que contaron con muestras de los participantes del ensayo que tenían el esquema completo con esa cantidad menor, recibidos con 28 días de diferencia.

A mediados del mes de julio, Argentina recibió 3.500.000 dosis de la vacuna de Moderna como parte de una donación de la administración del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y también cerró un acuerdo para adquirir 20 millones de sueros.

Con las primeras dosis que llegaron hasta el momento del inoculante estadounidense, el Ministerio de Salud de la Nación diagramó un calendario para completar esquemas de vacunación de aquellas personas que habían recibido la primera dosis de Sputnik V y se estaba demorando su segundo turno.

Es importante remarcar, también, que la vacuna de Moderna se encuentra aprobada para su uso en adolescentes de entre 12 y 17 años.

Sigue leyendo

Internacionales

Coronavirus: Suecia recomienda vacunarse a los jóvenes de entre 12 y 15 años

Coronavirus: Suecia recomienda vacunarse a los jóvenes de entre 12 y 15 años

“Lo hacemos por los niños. Vacunarse reduce el riesgo de una enfermedad duradera y de perder las clases”, señaló en rueda de prensa el primer ministro, Stefan Löfven.

El Gobierno sueco anunció este jueves que ofrecerá la vacuna contra el covid-19 a los jóvenes de 12 a 15 años, siguiendo la recomendación de las autoridades sanitarias.

“Lo hacemos por los niños. Vacunarse reduce el riesgo de una enfermedad duradera y de perder las clases”, señaló en rueda de prensa el primer ministro, Stefan Löfven.

La vacunación para ese grupo de edad comenzará el 8 de noviembre e incluirá dos dosis, al igual que con el resto.

Suecia ha vacunado hasta ahora con la pauta completa al 73,7 % de la población diana (mayores de 15 años) y el 82,6 % ha recibido ya la primera dosis, según los últimos datos difundidos hoy por la Agencia de Salud Pública (FOHM).

El país nórdico más castigado por la pandemia de coronavirus ha registrado hasta el momento 1.143.973 infectados y 14.753 muertos, con una tasa de mortalidad de 143,20 por 100.000 habitantes, tres veces más que Dinamarca y ocho que Finlandia y Noruega, pero por debajo de Italia, Reino Unido, España, Portugal y Francia.

Tras apostar durante la primera ola por una línea más laxa con muchas recomendaciones, las autoridades suecas introdujeron el pasado otoño más restricciones, aunque menos duras que la mayoría de países europeos.

El Gobierno sueco anunció la semana pasada que eliminará las últimas restricciones vigentes en eventos públicos y en la restauración el 29 de septiembre.

Sigue leyendo

Internacionales

Italia exigirá el “certificado covid” a empleados públicos y privados

Italia exigirá el

El país ya lo exige para determinadas circunstancias, como el acceso a restaurantes y bares, gimnasios, museos, convenciones o trenes y aviones.

El Gobierno italiano, que preside Mario Draghi, obligará a los empleados del sector público y privado a presentar en sus puestos de trabajo el certificado sanitario de coronavirus, una medida que el Consejo de Ministros aprobará previsiblemente el jueves y que hoy fue detallada a los sindicatos.

“Nos han dicho que se aplicará el certificado sanitario para el sector público y privado”, dijo el secretario general del sindicato UIL, Pierpaolo Bombardieri, al término de la reunión entre Draghi y las principales organizaciones de representantes de los trabajadores.

El llamado en Italia “pase verde” es el certificado sanitario, válido en papel o digital, que muestra que alguien ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus, ha pasado la enfermedad o se ha realizado una prueba con resultado negativo en las 48 horas anteriores a presentarlo.

El país ya lo exige para determinadas circunstancias, como el acceso a restaurantes y bares, gimnasios, museos, convenciones o trenes y aviones.

A principios de septiembre, el primer ministro italiano y el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, se mostraron partidarios de hacer la vacunación obligatoria contra el coronavirus, pero el secretario general del mayor sindicato del país, CGIL, Maurizio Landini, aseguró este miércoles que Roma no contempla esta hipótesis por el momento.

“Hemos dicho al Gobierno, como ya habíamos hecho antes, que pensamos que el mejor camino es el de aprobar un procedimiento legislativo que obligue a la vacunación. En este contexto, hemos sido informados de que lo que están haciendo no prevé, por ahora, ese escenario. No lo excluyen, pero no está previsto por ahora”, expuso.

Landini reivindicó que los empleados no pueden verse obligados “a pagar por trabajar”, en referencia a las pruebas de COVID-19 que se deberán hacer aquellos que no estén inmunizados.

“No pedimos la gratuidad de las pruebas, solo decimos que quien trabaja no puede pagar por trabajar”, argumentó. Italia tiene actualmente al 74,61 % de la población de más de 12 años inmunizada contra el coronavirus.

La aplicación del certificado de vacunación es una cuestión que genera tensiones en las filas del Gobierno, especialmente con la ultraderechista Liga, cuyo líder, Matteo Salvini, trata de ganar el favor de un sector de la población que se opone a la vacunación y sostiene que este pase sanitario es una manera de forzar a la gente a inocularse las dosis si no quiere someterse a pruebas moleculares o de antígenos continuas.

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook