Redes Sociales

Policiales

Llevaron un auto a un depósito sin saber que en el asiento había un cadáver

Se dieron cuenta a raíz de una investigación que realizó la Policía porque el hombre había sido reportado como desaparecido.

El auto es un Volkswagen Fox blanco, en el que se trasladaban dos amigos el miércoles 8 de mayo: Jonathan Zárate (30) y Hernán Pablo Rivero (32).

Aquel día les avisaron a sus familiares que iban rumbo a San Vicente, a visitar a un conocido y no volvieron a saber de ellos.

Los reportaron como desaparecidos en la Comisaría y se inició la investigación. Este lunes a la madrugada un paisano encontró un cuerpo en un zanjón del Camino del Portugués que va hacia Brandsen.

A raíz de eso los investigadores hallaron el auto en un depósito judicial donde estaba desde el sábado 11 de mayo. El coche estaba quemado y en el asiento trasero estaba el otro cadáver.

La víctima encontrada en el campo tenía tres orificios de bala (uno en la cabeza) y lo habían cubierto con una bolsa de arpillera. Por las características fisonómicas, la ropa y un tatuaje de San La Muerte de su hombro, se trata del cuerpo sin vida de Jonathan Zárate.

El otro cadáver estaba imposible de identificar a simple vista, ni siquiera por la ropa.

Los investigadores sospechan que los mataron en el marco de un ajuste de cuentas vinculado al narcotráfico.

Policiales

Quiénes eran los dos bomberos que murieron en la explosión en Villa Crespo

El ministerio de Seguridad porteño informó que se trata del comandante Director Ariel Gastón Vázquez de la Compañía de Planeamiento Desarrollo, y el subcomisario Maximiliano Firma Paz de la Estación VI Villa Crespo.

Cerca de las 17 del martes se produjo la primera explosión mientras se desarrollaba un incendio en el primer subsuelo de la perfumería Pigmento situada en la planta baja de un edificio de 14 pisos ubicado en avenida Corrientes 5246, del barrio porteño de Villa Crespo.

La segunda explosión fue pasadas las 18 cuando ya habían llegado las ambulancias del Same y estaban atendiendo a los seis bomberos afectados por el primer estallido.

En esta segunda explosión se derrumbó el techo del subsuelo y allí es donde fallecen los dos bomberos, el 2 de junio, Día Nacional del Bombero Voluntario.

La potencia de la segunda explosión lanzó cristales de la vidriera y de la parada de colectivos más próxima y los tiró hasta la vereda de enfrente de Corrientes, en las puertas de la tradicional Galería Galecor.

Horas más tarde se conocieron los nombres de las víctimas fatales: el Comandante Director Ariel Gastón Vázquez, de la Compañía de Planeamiento Desarrollo y RRHH de Bomberos de la Ciudad y el subcomisario Maximiliano Firma Paz, de la Estación VI Villa Crespo.

Cayeron “cumpliendo el espíritu innato del bombero que es el de proteger a los ciudadanos y sus bienes”, aseguró el jefe del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de Buenos Aires, Juan Carlos Moriconi.

“Eran dos personas de una vasta experiencia en el control de emergencias, derrumbes e incendios. Cuando se produjo la primera explosión ordenaron al personal salir del lugar y entraron ellos, como hacemos nosotros los jefes”, aseguró Moriconi.

“Eran excelentes personas y profesionales no había que decirles nada para que empiecen a trabajar. Amaban los bomberos, se ponían la camiseta en forma permanente”, reflexionó.

Y agregó: “Nos va costar mucho olvidarlos, ellos murieron cumpliendo el espíritu innato del bombero, no exponer a sus hombres y proteger la vida y los bienes de los ciudadanos”.

El Comandante Director Ariel Vázquez, ingresó en el año 1995 como cadete de Bomberos, pasó por varios cuarteles y en la actualidad se desempeñaba como Jefe de la compañía Planeamiento, Desarrollo y Recursos humanos del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad.

Oriundo de Hurlingham, de acuerdo a su perfil en la red social Linkedin era técnico superior de higiene y seguridad y técnico operativo Modena Hems.

Por su parte el subcomandante Maximiliano Firma Paz, ingresó como cadete en el año 1997, durante su carrera pasó por varios cuarteles del área urbana, como así también estuvo en el Grupo Especial de Rescate.

En la actualidad, se desempeñaba como Jefe de la Estación 6° “Villa Crespo” del Cuerpo de Bomberos de la Ciudad.

Sigue leyendo

Policiales

Identificaron al policía que disparó y asesinó a Luis Espinoza

La abogada de la familia confirmó que en las próximas horas la causa será recalaturada y pasará a ser “homicidio agravado” en vez de “desaparición”.

La investigación por la desaparición y asesinato de Luis Espinoza a manos de la Policía de Tucumán logró dar con el oficial dueño del arma de la que salió el disparo que terminó con la vida del trabajador rural.

“Las últimas pericias que se realizaron fueron las balísticas, una de las más importantes, se hizo la comparación del proyectil y de las armas que le fueron secuestrados a los policías. No hay dudas que el que le disparó a Luis Espinoza fue el oficial José Morales”, expresó Cinthia Campos, abogada de la familia, a la radio LV12.

Morales es uno de los 8 policías detenidos por el crimen de Espinoza, quien fue encontrado el 21 de mayo tras haber estado desaparecido una semana. Fue hallado en un barranco en el límite entre Tucumán y Catamarca, del lado de esta última.


El resto de los oficiales detenidos son: los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos Claudio Zelaya, José Paz y Miriam González; el agente Esteban Rojas González, el vigilador comunal Sergio Santillán y otro civil, que es hermano de uno de los efectivos.

La letrada Campos explicó que en las próximas horas cambiará de carátula de “desaparición” a “homicidio agravado” tras la revelación de que fue José Morales quien le disparó a Espinoza.

Sigue leyendo

Policiales

Marcos Bazán fue condenado por el femicidio de Anahí Benítez

La familia celebró el fallo condenatorio pero pidió que continúe la investigación para hallar al resto de los culpables.

Marcos Esteban Bazán, el dueño de la casa donde se cree que Anahí Benitez fue retenida, drogada, violada y estrangulada en 2017, fue condenado hoy a prisión perpetua por el femicidio de la adolescente.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 7 de Lomas de Zamora, que la semana pasada ya había anunciado su veredicto condenatorio en un fallo unánime, dio a conocer hoy la sentencia en la que condenó a Bazán (37) a la pena máxima del Código Penal.

Los delitos por los que se condenó a Bazán son “privación ilegal de la libertad agravada, homicidio triplemente agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género” y también como partícipe necesario de un “abuso sexual agravado por acceso carnal”.


La semana pasada, al conocerse la sentencia condenatoria, la defensa de Bazán sostuvo, tal como lo hizo durante todo el proceso judicial, que el hombre es inocente y que la causa estuvo armada desde el primer momento, ya que dijeron que no existen pruebas en su contra ni nada que lo vincule al otro imputado de la causa, Marcelo Villalba.

La familia de la víctima, si bien celebró la condena por el crimen, pidió que la investigación continúe.

Desde varias organizaciones de derechos humanos e incluso amigos de la víctima sembraron dudas sobre la verdadera responsabilidad de Bazán en el femicidio de Anahí y pidieron que la investigación siga para hallar al resto de los implicados.


En la causa también había sido imputado Marcelo Villalba, ya que se encontraron rastros de su ADN en el cuerpo de la víctima, pero el hombre no fue juzgado al quedar probado que sufre problemas psiquiátricos.

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook