Redes Sociales

Internacionales

El papa Francisco dijo que viajará a Argentina, Uruguay y el sur de Brasil “cuando se dé la oportunidad”

El líder católico pidió descartar “fantasías de patria-fobia” y bromeó diciendo que ya era suficiente con los 76 años que vivió en su país natal. Sobre los meses de encierro por la pandemia, dijo que se sintió “en prisión”

El papa Francisco aseguró este lunes que viajó a Irak tras pensarlo mucho y conociendo los riesgos, según explicó durante la rueda de prensa en el vuelo de regreso de su visita de tres días al país árabe, en la que reconoció que se había cuestionado el viaje por las posibilidades de contagio de coronavirus y por razones de seguridad. Además, habló sobre la posibilidad de viajar a Argentina, su país natal, al que no ha vuelto desde que fue elegido sumo pontífice.

“Los viajes se cocinan en el tiempo, en mi conciencia y esto (la pandemia) es algo que me hacía dudar, pero he rezado mucho y he tomado una decisión libremente, pero que venía de adentro”, explicó ante los periodistas.

Sobre la que es ya tradicional pregunta de si tiene previsto un viaje a Argentina, Francisco bromeó diciendo que siempre que se lo preguntan afirma que estuvo 76 años y “eran suficiente”.

Pero después se puso serio y aseguró que hay algo que nunca se cuenta al respecto y es que en noviembre de 2017 hubo un proyecto de viaje para visitar Chile, Argentina y Uruguay, pero que Chile estaba en medio de una campaña electoral y entonces se decidió ir en enero.

Pero enero en Argentina y en Uruguay no se puede ir. No hay nadie, es como el julio o agosto de Roma y salió la sugerencia de ir a Perú”, aclaró.

Quiero decirlo, para que no se hagan fantasías de patria-fobia, cuando se dé la oportunidad, se deberá hacer (un viaje) a Argentina, Uruguay y el sur de Brasil, ya que tienen una similitud cultural”, dijo.

(Reuters)(Reuters)

Y respecto a sus proyectos de viaje y el inminente aniversario de su octavo año de pontificado, Francisco bromeó cruzando los dedos, para evitar malos augurios, y reconoció que en este viaje se cansó mucho más que los otros. “Los 84 no vienen solos”, bromeó.

El papa Francisco respondió durante una hora a las preguntas de los periodistas sobre el viaje a Irak y sobre las futuras visitas, ahora que se han retomado tras un paréntesis de 15 meses por la pandemia, aunque confesó que en este periplo se ha sentido mucho “más cansado” porque los 84 años pesan.

Yo para tomar una decisión sobre los viajes escucho. Y escucho el consejo de tantos, de consejeros. A veces pregunto, ¿qué piensan, tengo que ir o no? y después rezo, rezo, y reflexiono”, explicó.

Confesó que la decisión de este viaje viene de lejos, de las peticiones de los embajadores y del presidente, pero que lo que más le movió fue leer el libro de Nadia Murad, la joven yazidí convertida en esclava por el Estado Islámico y que recibió el Premio Nobel de la paz por sus esfuerzos para erradicar la violencia sexual como arma en guerras y conflictos armados. “Es la historia de los yazidíes, donde Nadia Murad cuenta unas cosas terribles. Yo les aconsejo leerlo (…) Para mí, este fue el telón de fondo de esta decisión. Ese libro lo llevo adentro, y también a Nadia, quien vino a contarme cosas terribles. Todas estas cosas juntas hicieron la decisión”, explicó.

“EN ESTOS MESES ME SENTÍA EN PRISIÓN”

Sobre que se hayan retomado los viajes tras 15 meses por la pandemia y que en este viaje haya vuelto a estar en contacto con los fieles, el papa confesó que en los meses pasados se sintió como en una prisión.

Yo me siento distinto cuando estoy alejado de la gente y quisiera volver a comenzar las audiencias generales pronto. Esperemos que se den las condiciones, pero yo sigo las indicaciones de las autoridades que son los responsables”, destacó.

Después de estos meses en prisión, porque me sentía en una prisión, la verdad que esto para mi (el estar en contacto con la gente) es revivir, porque es tocar la Iglesia, tocar al pueblo santo de Dios”, agregó.

La conferencia de prensa a bordo del avión papal (Reuters)La conferencia de prensa a bordo del avión papal (Reuters)

¿QUIÉN VENDE LAS ARMAS A LOS TERRORISTAS?

Francisco explicó que en la ciudad de Mosul, símbolo del horror yihadista, cuando pasó frente a la gran iglesia (sirio-católica) destruida se quedó sin palabras.

“Uno no se lo puede creer. Estaba destrozada esta iglesia, pero también otras y mezquitas, que se ve no gustaban a esta gente (los terroristas del Estado Islámico). No se puede creer a lo que llega la crueldad humana”, dijo.

Y reflexionó sobre que ahora está volviendo a pasar en África, “donde la guerra empieza a dar vueltas y también el llamado Estado Islámico”.

Cuando estaba rezando ante la iglesia devastada , el papa comentó que le vino a la cabeza la pregunta: “¿Quién vende las armas a estos destructores? porque las armas no las construyen ellos en casa. Quizá algún explosivo, pero no las armas. ¿Quién es el responsable?. Yo pediría que quienes les venden las armas, al menos, tengan la sinceridad de decir que son ellos”.

HUNGRÍA, PRÓXIMO VIAJE Y EL PROYECTO DE LÍBANO

Confirmó que viajará al Hungría para el final del Congreso Eucarístico de septiembre próximo y que como a sólo 200 kilómetros está Eslovaquia podría también ampliar la visita a ese país.

También habló de su promesa de ir al Líbano. “Líbano sufre y Líbano es más que un equilibrio. Tiene la debilidad de presentar algunas diferencias y la fortaleza del gran pueblo reconciliado”.

Señaló que hubo la posibilidad de ir a Beirut durante esta visita a Irak, pero que le pareció poco, “una migaja, para un país que sufre”.

Fuente: Infobae.com (Con información de EFE)

Internacionales

Coronavirus: el CEO de Pfizer aseguró que quizás sea necesaria una tercera dosis para reforzar la vacuna

Coronavirus: el CEO de Pfizer aseguró que quizás sea necesaria una tercera dosis para reforzar la vacuna

Lo aseguró Albert Bourla, director de la farmacéutica. También dijo que es posible que las personas deban vacunarse contra el virus todos los años.

El director ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, dijo que es probable que las personas necesitarán una dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19 en los 12 meses posteriores a las dos dosis de la farmacéutica.

También dijo que es posible que las personas deban vacunarse contra el virus todos los años.

“Es extremadamente importante suprimir el grupo de personas que pueden ser susceptibles al virus”, dijo Bourla durante un evento con CVS Health.

También mencionó que las vacunas ayudarán a combatir la emergencia de las variantes altamente contagiosas.

Cabe recordar que Pfizer dijo a principios de abril que su ensayo clínico mostró que su vacuna es altamente efectiva seis meses después de la segunda dosis.

Sigue leyendo

Internacionales

Colapso en Brasil: denuncian escasez de sedantes y atan a pacientes con coronavirus para entubarlos

La crisis sanitaria se profundiza en Brasil ante la falta de insumos para poder entubar a pacientes con Covid-19. A pesar de tratarse del segundo país con mayor número de muertos por coronavirus, el presidente Jair Bolsonaro se niega a tomar medidas restrictivas.

Los profesionales de la salud de Río de Janeiro denunciaron que, ante la falta de sedantes, los pacientes debieron ser atados a las camas para poder ser entubados. A pesar de las cifras récord de muertos por coronavirus el presidente Jair Bolsonaro aseguró que mantendrá el país abierto.
Las autoridades sanitarias de São Pablo, la ciudad más grande de Brasil, tratan de hacer frente al aumento de casos de coronavirus. Allí alertaron sobre la falta de insumos y manifestaron su preocupación ante el riesgo del colapso y la necesidad de tomar medidas para frenar la propagación del virus.
De acuerdo a un informe del Consejo de Secretarios Municipales de Salud del Estado de São Pablo (Cosems-SP), el 68% de los centros de la red municipal no tienen neurobloqueadores (necesarios para relajar la musculatura durante el proceso de entubación) y el 61% acabaron con sus reservas de sedantes.
Los hospitales de Río de Janeiro y de São Pablo sienten el impacto ante la escasez de esta droga y mientras tanto, Brasil se consagra como el país con mayor cantidad de muertes por coronavirus del continente y como el caldo de cultivo de las nuevas variantes del virus por la inacción del gobierno de Jair Bolsonaro, quien se niega a aplicar políticas de confinamiento y distanciamiento social.
“El análisis de los datos del 13 de abril, en comparación con el 5 de abril, muestra el agravamiento de la situación de las reservas de los medicamentos para entubación”, relata el informe. En un hospital de Duque de Caxias, área metropolitana de Rio, hubo enfermos que tuvieron que ser “amarrados”, explicó un médico en la TV Globo.
“Ellos están permanentemente despiertos porque no tenemos sedantes, se acabó todo, los pacientes piden que no los dejemos morir”, concluyó. Otro entrevistado del servicio de salud de Duque de Caxias, contó: “nosotros llegamos a llorar de impotencia por no tener cómo aliviar el sufrimiento de los pacientes”.
Brasil covid

Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia. Foto: AFP
La entidad que representa a los hospitales privados paulistas informó que en 105 clínicas hay falta o bajo stock del kit entubación, publicó este jueves el sitio de noticias UOL. Ante la escasez de recursos, el personal decidió modificar el protocolo de empleo de los insumos en las salas de terapia intensiva.
El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, anunció que, este jueves, deben arribar unos 2,3 millones de “kits de entubación” e informó que “ya hicimos junto a la Organización Panamericana de Salud, hizo una compra directa y esperamos tener en unos diez días un stock de esos fármacos (para entubación)”.
São Pablo acumula 2,6 millones de casos y 85.475 fallecidos, con una tasa de 186 muertes por cada 100.000 habitantes, superior al promedio nacional de 172 muertes por cada 100.000 habitantes. Mientras tanto, Brasil se ubica en el segundo puesto de los países con mayor número de muertes por Covid-19 (360.000) luego de los Estados Unidos (564.400).
Fuente: Clarín y Agencias
Sigue leyendo

Internacionales

La ONU propone un impuesto “a la riqueza” para combatir el coronavirus que continúa arrasando al mundo

La ONU propone un impuesto

Desde la Organización de Naciones Unidas expresaron la necesidad de que haya más equidad en el acceso a las vacunas e instaron a los gobiernos a aplicar un impuesto de solidaridad a quienes “se beneficiaron durante la pandemia, para reducir las desigualdades extremas”.

Guterres llamó a reforzar “la arquitectura de la deuda internacional para acabar con los letales ciclos de oleadas de deuda, de crisis de deuda global y de décadas perdidas”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, instó a los Gobiernos del mundo a aplicar un impuesto “de solidaridad o a la riqueza” para reducir las desigualdades en la capacidad de combatir el coronavirus y acceder a vacunas, mientras la pandemia obliga a India a retrasar la entrega de dosis y varios países repiensan restricciones frente al aumento de casos y el inicio del Ramadán.

“Insto a los gobiernos a que consideren la posibilidad de aplicar un impuesto de solidaridad o sobre la riqueza a quienes se beneficiaron durante la pandemia, para reducir las desigualdades extremas”, expresó Guterres en el Foro del Consejo Económico y Social sobre la Financiación para el Desarrollo, informó el organismo.

Asimismo, instó a reforzar “la arquitectura de la deuda internacional para acabar con los letales ciclos de oleadas de deuda, de crisis de deuda global y de décadas perdidas”.

Otra de las acciones prioritarias que propuso fue “invertir en un nuevo contrato social, basado en la solidaridad y las inversiones en educación, los empleos decentes y ecológicos, la protección social y los sistemas de salud que formarían “la base del desarrollo sostenible e inclusivo”.

“Se necesita un cambio de paradigma que permita alinear al sector privado con las metas globales para hacer frente a los retos futuros, incluidos los provocados por el coronavirus”, agregó Guterres, e insistió en que para acabar con la pandemia alcanza con un “acceso equitativo a las vacunas para todos, en todas partes”.

“Para acabar de una vez por todas con la pandemia necesitamos un acceso equitativo a las vacunas para todos, en todas partes”, dijo

PANDEMIA GLOBAL

En paralelo, millones de musulmanes de todo el mundo iniciaban el mes de ayuno sagrado del Ramadán, con oraciones comunitarias y distanciamiento social luego de que el inicio de la pandemia de coronavirus obligara a cerrar todas las mezquitas el año pasado.

En Indonesia, por ejemplo, la nación musulmana más poblada del mundo, el Gobierno permitió que las mezquitas abran para las oraciones, aunque con estrictos protocolos de salud y capacidad del 50%, mientras los contagios se siguen incrementando pese a la campaña de vacunación.

Arabia Saudita, uno de los países con el mayor número de lugares santos del Islam, anunció que solamente la gente inmunizada contra la Covid-19 podrá participar en la “umrah”, la pequeña peregrinación a La Meca, a partir del inicio del Ramadán.

En Egipto, las restricciones son mucho menos estrictas que el año pasado, y la gente pudo celebrar en las calles el inicio del mes de ayuno.

Por su parte Pakistán, donde el ayuno empieza el miércoles, la tercera ola del coronavirus se reveló hasta ahora como la más mortífera, por lo que las autoridades pidieron a las mezquitas que únicamente acojan a fieles en zonas abiertas y que hagan respetar la distancia social.

Con una propagación explosiva del virus, en India, el segundo país con más casos tras superar a Brasil esta semana, los eruditos musulmanes pidieron a sus comunidades que siguieran estrictamente los protocolos antivirus y se abstengan de organizar grandes reuniones.

El Gobierno autorizó el uso de la vacuna rusa Sputnik V, lo que permitirá acelerar la campaña de inmunización en momentos en que el país registra más de 100.000 casos por día -161.000 en la víspera-, empiezan a escasear las camas en los hospitales y decenas de ciudades impusieron toques de queda nocturnos.

En Europa también se registraron endurecimiento de restricciones para mitigar la propagación de la Covid-19.

En Turquía, el presidente Recep Tayyip Erdogan anunció una batería de restricciones para controlar la propagación del virus y advirtió sobre la posibilidad de endurecerlas si la situación epidemiológica “no mejora”, según recogió la agencia Europa Press.

Turquía se cerrará parcialmente durante las dos primeras semanas del mes del Ramadán, el toque de queda se extenderá de 19 a 5, no habrá viajes interurbanos en esas horas, excepto por razones esenciales; además, los restaurantes atenderán solo por delivery, se habilitará la educación remota.

En tanto, en Alemania, la canciller Angela Merkel impuso su línea estricta para combatir el coronavirus con la instauración de un mecanismo que refuerza el poder del Gobierno federal ante las regiones y automatiza y armoniza las restricciones en todo el país.

Las nuevas reglas establecen que a partir de un umbral de 100 nuevos casos cada 100.000 habitantes en tres días, el Estado federal podrá decidir la aplicación de toques de queda nocturnos, la reducción de contactos entre personas en lugares privados o el cierre de comercios juzgados no esenciales, informó la agencia de noticias AFP.

Las demás medidas confirman las restricciones ya implementadas desde fines de 2020 en el país, donde permanecen cerrados restaurantes, bares, clubs, estructuras deportivas, culturales o de ocio.

Por otro lado, en América, el premier canadiense Doug Ford informó que la ciudad de Ontario cerrará todas sus escuelas y tras las vacaciones de primavera impartirá clases virtuales debido a un número récord de infecciones por coronavirus, citado por la cadena pública CBC, y las autoridades sanitarias de Estados Unidos recomendaron una “pausa” en el uso de la vacuna de Johnson & Johnson “por precaución”, mientras investigan si produce coágulos sanguíneos.

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook