Redes Sociales

Salud

Cómo prevenir el ACV: 10 recomendaciones médicas para evitar el accidente cerebrovascular

Un estilo de vida saludable y mantener una dieta balanceada, no fumar ni consumir drogas son pilares fundamentales para disminuir el riesgo de derrame cerebral. Qué aconsejan los expertos

El accidente cerebrovascular (ACV) implica un riesgo alto de muerte y se considera un grave problema de salud pública a nivel global con 15 millones de casos anuales. En Argentina, representa la cuarta causa de muerte y se estima que ocurren unos 120.000 casos al año, entre ellos 40.000 muertes y 40.000 personas sobreviven con algún tipo de discapacidad.

En las últimas horas, se conoció que el exrepresentante de modelos Ricardo Piñeiro, reconocido por su popularidad en los años 90, sufrió un ACV hemorrágico y fue trasladado al Hospital Fernández, permanece internado en terapia intensiva con pronóstico reservado.

EL ACV es una obstrucción o ruptura en los vasos sanguíneos del cerebro que impiden el correcto flujo de sangre y oxígeno. Por eso, actuar con celeridad es vital. Las estadísticas revelan que, durante los primeros 150 minutos (4 horas y media) después de un ACV, cada minuto sin atención médica resulta en la muerte de aproximadamente 2 millones de neuronas.

El neurocirujano Pedro Lylyk, director de la Clínica Sagrada Familia, fundador del Instituto ENERI de la Ciudad de Buenos Aires señaló a Infobae que el ataque cerebral consiste en un exceso de sangre que genera una hemorragia y forma lo que se conoce como infarto cerebral. “Para empezar a hablar del tema, es importante saber que un ACV es un accidente cerebrovascular y que más del 90% de los casos se pueden prevenir”, agregó Lylyk quien además se desempeña como Presidente de la Fundación Argentina Contra el Ataque Cerebral.

“Aunque tiene mayor prevalencia en los mayores de 65 años, el ACV no perdona: puede afectar a toda la población. En los jóvenes, en quienes la incidencia es mucho menor, pero no por eso están exentos, la principal causa es el consumo de algunas sustancias perjudiciales, como lo son el cigarrillo, el alcohol y las drogas. Esto se demuestra al ver cómo aumentó significativamente la incidencia del ACV en estos grupos etarios juveniles”, señaló el neurocirujano.

El ACV es una emergencia médica como el infarto cardíaco o un traumatismo severo, que sucede cuando se interrumpe o reduce el suministro de sangre en el cerebro por una obstrucción en una arteria o su ruptura 
El ACV es una emergencia médica como el infarto cardíaco o un traumatismo severo, que sucede cuando se interrumpe o reduce el suministro de sangre en el cerebro por una obstrucción en una arteria o su ruptura

Por su parte, el cardiólogo Mario Boskis, miembro de la Sociedad Argentina de Cardiología y actual Director General del Instituto Cardiovascular San Isidro (ICSI) expresó a Infobae: “La hipertensión arterial, el tabaquismo, la obesidad (que muchas veces viene de la mano con la diabetes y el colesterol elevado), generan, ya sea juntos o por separado, un incremento significativo en la aparición de ACV, especialmente del tipo hemorrágico, que es el más peligroso, ya sea por su alta mortalidad como así también por las secuelas que este deja, y es especialmente preocupante ya que condiciona la vida futura de gente joven”.

Un reciente informe de la Comisión de Neurología WSO-Lancet estimó que la mortalidad mundial por ACV aumentará 50% para 2050. El documento señala que el accidente cerebrovascular es la segunda causa de muerte, la tercera causa de discapacidad y una de las principales causas de demencia en todo el mundo. Y destaca: “Es alarmante que la incidencia de accidentes cerebrovasculares esté aumentando en personas jóvenes y de mediana edad (es decir, menos de 55 años) a nivel mundial”.

Cuáles son los tipos de ACV

ACV isquémico: es el tipo más habitual y se produce por oclusión de una arteria, lo que impide que la sangre irrigue una zona del cerebro. Cuando esto ocurre, la zona afectada carece de oxígeno y las células sufren una lesión isquémica. La oclusión puede deberse a un trombo local, a un coágulo remoto que se aloja en la circulación cerebral o a enfermedades de la vasculatura cerebral. En cuestión de minutos, las células del cerebro comienzan a morir.

ACV hemorrágico: en este caso, la ruptura de una arteria produce hemorragia que, a su vez, condiciona una lesión o compresión cerebral. La hemorragia puede ser intracerebral o en la superficie del cerebro (espacio subdural o subaracnoideo). En el primer caso, la causa suele estar asociada a hipertensión y, menos frecuentemente, por malformaciones en los vasos; en el segundo, es más frecuente que la causa sea un traumatismo craneal o una dilatación de la arteria (aneurisma).

¿Cómo prevenir el ACV?

Las primeras cuatro horas y media son cruciales para la atención de quien sufre un ACV, por eso es vital no sólo la detección precoz y la consulta médica sino también las campañas mundiales que apunten a mejorar el tratamiento (Getty)

 Las primeras cuatro horas y media son cruciales para la atención de quien sufre un ACV, por eso es vital no sólo la detección precoz y la consulta médica sino también las campañas mundiales que apunten a mejorar el tratamiento (Getty)

El doctor Lylyk enfatiza en que para reducir el impacto del accidente cerebrovascular se debe trabajar en la prevención: “Si tenemos hábitos de nutrición saludables desde edades tempranas, si activamos nuestro cuerpo en movimiento, ya sea con deportes, con actividades físicas favoritas, si tenemos controles médicos regulares y a tiempo, si evitamos las sustancias perjudiciales, como el consumo de cigarrillos, alcohol, y drogas, ya que estos hábitos aumentan significativamente el riesgo de derrame cerebral, habremos contribuido muchísimo en la prevención del ACV”.

Los primeros síntomas en manifestarse al contraer ACV son parálisis, debilidad, problemas del lenguaje y de vista.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) confeccionaron un listado de recomendaciones para prevenir el ataque cerebral:

1 - Estilo de vida y dieta saludable: muchos accidentes cerebrovasculares pueden prevenirse mediante cambios saludables para el estilo de vida (como abandonar el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y la adicción a estupefacientes). Mantener una dieta balanceada y consumir porciones abundantes de frutas y verduras frescas. Comer alimentos con bajo contenido de grasas y con alto contenido de fibra puede ayudar a prevenir el colesterol alto. Limitar la sal (sodio) en la alimentación también puede reducir la presión arterial. El colesterol alto y la presión arterial alta aumentan sus probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

2 - Mantener un peso saludable: tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular. Para determinar si su peso está en un rango saludable, los médicos suelen calcular el índice de masa corporal (IMC). Si conoce su peso y su estatura, puede calcular su IMC en el sitio web de los CDC Evaluación del peso. A veces, los médicos también usan la medición de la cintura y la cadera para medir el exceso de grasa corporal.

3 - Actividad física con regularidad: se recomienda 2 horas y 30 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada, como caminar a paso rápido, todas las semanas. Los niños deben hacer 1 hora de actividad física al día.

Para prevenir el ACV puede ser útil seguir la dieta mediterránea, que pone énfasis en el aceite de oliva, las frutas, los frutos secos, los vegetales y los cereales integrales (Imagen Ilustrativa Infobae)Para prevenir el ACV puede ser útil seguir la dieta mediterránea, que pone énfasis en el aceite de oliva, las frutas, los frutos secos, los vegetales y los cereales integrales (Imagen Ilustrativa Infobae)

4 - No fumar: el consumo de cigarrillos aumenta enormemente las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular. Si no fuma, no empiece a hacerlo. Si fuma, dejar de fumar disminuirá su riesgo de accidente cerebrovascular.

5 - Evitar el consumo excesivo de alcohol: ya que puede aumentar la presión arterial. Los CDC recomiendan que los hombres no tomen más de dos bebidas por día, y las mujeres, no más de una por día.

6 - Chequeos regulares de salud: consultar al médico para realizarse los estudios preventivos de rutina. Si tiene enfermedad cardíaca, colesterol alto, presión arterial alta o diabetes, puede tomar medidas para reducir su riesgo de accidente cerebrovascular.

7 - Controlar el colesterol: debe realizarse un análisis de los niveles de colesterol anualmente. Si tiene colesterol alto, hay medicamentos y cambios en el estilo de vida que pueden ayudar a reducir su riesgo de accidente cerebrovascular.

8 - Controlar la presión arterial: la hipertensión por lo general no causa síntomas, así que asegúrese de controlar su presión periódicamente. Puede controlar su presión arterial en su casa, en el consultorio de un médico o en una farmacia.

9 - Controlar la diabetes: controle sus niveles de azúcar en sangre periódicamente. Si sus niveles son altos, su médico puede recomendarle determinados cambios en el estilo de vida, como hacer más actividad física o elegir alimentos más saludables. Esas acciones ayudarán a mantener el azúcar en sangre bien controlada y a reducir el riesgo de accidente cerebrovascular.

10 - Siga su tratamiento si es enfermo cardíaco: si tiene determinadas afecciones cardiovasculares, como arteriopatía coronaria o fibrilación auricular (latidos irregulares), su médico puede recomendarle un tratamiento específico o una cirugía. Atender los problemas coronarios puede ayudar a prevenir el accidente cerebrovascular.

Fuente: Infobae

Salud

Las cinco razones científicas de por qué los mosquitos pican más a unas personas que a otras

Desde “soy un imán para los mosquitos”, hasta “a mí no me pican nunca”, hay un gran abanico de personas que sufren las picaduras de estos insectos o que por diversas razones nunca lucen las ronchas que provocan.

Lo cierto es que en una reunión al aire libre durante una noche de verano, de diez personas presentes, dos terminarán mucho más picadas que el resto. Y no tendrá que ver con que se hayan olvidado de aplicarse repelente.

Es que científicos estimaron recientemente, que el 20% de las personas son especialmente “deliciosas” para los mosquitos y son picadas con más frecuencia de manera constante. Y aunque los científicos aún no tienen una cura para esta dolencia, aparte de prevenir las picaduras con repelente de insectos, sí tienen una serie de ideas sobre por qué algunos de nosotros somos más propensos a sufrir picaduras que otros de acuerdo a distintos factores internos (propios) o externos que listaron.

Los científicos están estudiando mejor el comportamiento de los mosquitos (Imagen Ilustrativa Infobae)Los científicos están estudiando mejor el comportamiento de los mosquitos (Imagen Ilustrativa Infobae)

¿Cómo eligen a quién picar los mosquitos?

De acuerdo a un trabajo publicado en la revista Medical Discovery News de Estados Unidos, el doctor Jonathan Day, profesor de entomología médica en la Universidad de Florida en Vero Beach, explicó que entre los factores que influyen la decisión del mosquito de a quién convertir en su huésped están el tipo de sangre, el metabolismo, el color de tu ropa e incluso el hecho de tomar cerveza.

“Aproximadamente el 85 por ciento de lo que te hace más deseable o menos deseable (para los mosquitos) está integrado en tu ADN”, indicó Timothy C. Winegard, profesor de historia en la Universidad de Colorado Mesa y autor del libro El mosquito: una historia humana de nuestro depredador más mortífero, publicado por la Librería Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

¿Todos los mosquitos pican?

Diferentes especies de mosquitos pueden transmitir distintas enfermedades al picar (UDavis)Diferentes especies de mosquitos pueden transmitir distintas enfermedades al picar (UDavis)

Winegard dijo que solo los mosquitos hembra pican a los humanos porque necesitan nuestra sangre para alimentar sus huevos. “Simplemente están siendo buenas mamás. Desafortunadamente, los patógenos nos vienen gratis”, destacó el experto que apuntó a la malaria, dengue, zika y la enfermedad del Nilo Occidental como algunos ejemplos de los virus que puede transmitir.

Un creciente conjunto de investigaciones ha identificado una serie de factores que parecen hacer que algunas personas sean más propensas a ser imanes para los mosquitos. Si bien algunos pueden estar bajo control de las personas, como el color de tu ropa que se utiliza o cuánta cerveza tome, otros factores no, como el tipo de sangre o la cantidad de bacterias que se tiene en la piel.

1-Tipo de sangre

El tipo 0+ de sangre es la preferida de los mosquitosEl tipo 0+ de sangre es la preferida de los mosquitos

Cuando se trata de su comida preferida, algunos tipos de mosquitos parecen preferir sangre tipo 0 positiva.

En un estudio de 2019 publicado en el American Journal of Entomology, los investigadores ofrecieron a los mosquitos diferentes comederos que contenían los cuatro tipos de sangre y descubrieron que los insectos eligieron el comedero de sangre tipo O más que cualquier otro.

Otro estudio, realizado en 2004, reveló que los mosquitos aterrizan en personas con sangre tipo O con mucha más frecuencia que en aquellas con otros tipos de sangre, y casi el doble que en aquellas con sangre tipo A.

Los científicos no están seguros de por qué la sangre tipo O es tan atractiva, pero podría estar relacionada con las proteínas o sustancias químicas de la sangre.

2-Olores que atraen o ahuyentan a los mosquitos

La citronela es un repelente natural de los mosquitos (Universidad Nacional de Misiones)La citronela es un repelente natural de los mosquitos (Universidad Nacional de Misiones)

Investigaciones recientes sobre las preferencias de los mosquitos revelan que tener un olor particular también juega un papel importante.

“El sentido del olfato es algo en lo que mucha gente no piensa mucho, pero para los mosquitos es lo primero que tienen en mente, y así es como nos cazan y descubren su objetivo preferido”, precisó el doctor Matthew DeGennaro, profesor asociado en ciencias biológicas en la Universidad Internacional de Florida que estudia la genética y el comportamiento de los mosquitos.

Según el experto, la mayor parte del olor corporal natural proviene de la piel y es creado por una mezcla de muchos compuestos orgánicos. Los científicos están trabajando para determinar cuáles atraen y repelen diferentes tipos de insectos.

Larva de Aedes albifasciatus es vista bajo microscopio. El mosquito vive unos 20 días (Créditos: Raul E. Campos-CONICET)Larva de Aedes albifasciatus es vista bajo microscopio. El mosquito vive unos 20 días (Créditos: Raul E. Campos-CONICET)

Por ejemplo, en un estudio publicado en octubre de 2022 en la revista Cellinvestigadores de la Universidad Rockefeller determinaron que las personas que tenían niveles más altos de un compuesto químico llamado ácido carboxílico son 100 veces más atractivas para un tipo de mosquito que aquellas con niveles más bajos.

DeGennaro dice que su laboratorio también está examinando qué compuestos de los olores corporales naturales atraen a los mosquitos. “Lo que estamos descubriendo es que las personas tienen diferentes conjuntos de microbios en la piel que les hacen producir olores ligeramente diferentes, y diferentes especies de mosquitos prefieren diferentes tipos de olores”, precisó DeGennaro.

3-El aliento

El aliento de algunas personas es un imán para los mosquitosEl aliento de algunas personas es un imán para los mosquitos

Los mosquitos tienen células nerviosas que detectan el dióxido de carbono, que se emite cada vez que exhalamos. Pueden detectar la presencia de dióxido de carbono a más de 10 metros de distancia.

Algunas personas, como los adultos más grandes, emiten naturalmente más dióxido de carbono que los adultos más pequeños o los niños, lo que hace que sea más fácil cazarlos para los mosquitos.

4-Estar embarazada

Una mujer embarazada tiene más temperatura y exhala más CO2 que una que no lo está ( crédito EFE)Una mujer embarazada tiene más temperatura y exhala más CO2 que una que no lo está ( crédito EFE)

Las mujeres embarazadas atraen más mosquitos, debido al mayor calor corporal y a la tasa metabólica, y quizás a un olor distintivo. Un estudio demostró que las mujeres embarazadas producen más de un 20 por ciento más de dióxido de carbono, y por eso son picadas con el doble de frecuencia que las que no están embarazadas.

“Las mujeres embarazadas pueden resultar más atractivas para los mosquitos. Hay una serie de cambios en el sistema respiratorio durante el embarazo, incluido un aumento en la cantidad de aire que se inhala y exhala. Este aumento produce más dióxido de carbono, lo que hace que una persona embarazada “sea más atractiva para los mosquitos porque los mosquitos se sienten atraídos por el dióxido de carbono”, explicó Joseph Conlon, médico entomólogo y asesor técnico de la Asociación Estadounidense para el Control de Mosquitos.

Y agregó: “Además, el embarazo significa tener una temperatura corporal más cálida que el promedio y la posibilidad de sudar más, que son señales para rastrear, aterrizar y morder, agrega. Dado que los mosquitos pueden detectar una temperatura corporal más alta y un aumento del dióxido de carbono, las personas embarazadas se convierten en blancos fáciles. Y ser un blanco fácil también significa que las personas embarazadas pueden correr un mayor riesgo de contraer enfermedades transmitidas por mosquitos que pueden afectar directamente su salud y la de su bebé en crecimiento.

5-Tomar cerveza

Beber cerveza esta comprobado que atrae más a los mosquitos (AP Foto/Matthias Schrader, Archivo)Beber cerveza esta comprobado que atrae más a los mosquitos (AP Foto/Matthias Schrader, Archivo)

Una cerveza fría puede caer bastante bien en un día caluroso, pero puede aumentar las posibilidades de que uno sea picado por más mosquitos.

Un pequeño estudio publicado en el Journal of the American Mosquito Control Association encontró que beber una sola cerveza aumentaba la atracción de los mosquitos. En otro estudio, investigadores franceses también descubrieron que los mosquitos preferían a los participantes del estudio que bebían una cerveza en comparación con los que bebían un vaso de agua.

Los científicos no están seguros si la cerveza cambia el olor corporal, si aumenta la temperatura corporal o si hay alguna otra razón por la que atrae a los mosquitos, pero es una buena idea aplicarse un poco de repelente antes de tomar una pinta en un evento al aire libre.

Qué hacer para evitar las picaduras de mosquitos

Actualmente la región del AMBA vive una invasión de mosquitos - (Imagen Ilustrativa Infobae)Actualmente la región del AMBA vive una invasión de mosquitos - (Imagen Ilustrativa Infobae)

  • Evitar áreas en donde haya mosquitos.
  • Colocar mosquiteros rígidos, ya sea de metal o plástico, en puertas y ventanas, asegurándose de que se encuentran intactos.
  • Proteger la cuna o cochecito del bebé con redecillas protectoras para mosquitos cuando permanezca en exteriores.
  • Vestirse con zapatos cerrados, sombreros y ropa clara, cubriendo tanto los brazos como las piernas.
  • Eliminar fuentes de agua estancada vaciando, cubriendo o volteando recipientes que pudieran contenerla.

Fuente: infobae

Sigue leyendo

Salud

14 ambulancias fueron renovadas con servicio completo

El gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, anunció que desde este viernes, Comandancia Frías y General Vedia, tienen ambulancias con las cubiertas nuevas, a las cuales también se les realizó el service completo, con alineado y balanceo.

Por otra parte, un móvil correspondiente a la localidad de Concepción del Bermejo pasó por un taller mecánico y recibió atención personalizada con alineado y balanceo.

El mismo proceso fue realizado en 4 ambulancias más, destinadas a las localidades de Misión Nueva Pompeya, El Espinillo, El Sauzalito y Miraflores.

Ambulancias reparadas.

Por último, se suman a esta gran cantidad de procedimientos, los realizados el jueves a los vehículos sanitarios de Pampa Almirón y La Escondida, que además cuentan con baterías y cubiertas nuevas.

Desde el Ministerio de Salud, valoran la puesta en condiciones de estas ambulancias tan necesarias en las mencionadas localidades.

Fuente: Datachaco

Sigue leyendo

Salud

Cuáles son las mejores vitaminas para fortalecer la memoria y prevenir el Alzheimer

La nutrición cumple un rol esencial para la prevención de enfermedades. En el caso de las capacidades intelectuales, ciertos nutrientes son claves para mantener el funcionamiento del cerebro a pleno. En qué alimentos encontrarlos

Se entiende a la memoria como la capacidad de los seres humanos para aprender, evocar y almacenar la información aprendida. Cuando aparecen algunas fallas para recordar, suelen ser una manifestación de problemas de atención o de evocación de la información. Es normal tener una pérdida leve de memoria a medida que se envejece.

Sin embargo, también puede ser un síntoma de la llamada “enfermedad de la memoria”, el Alzheimer, porque en su forma más típica empieza por olvidos. Cualquier falla de esta capacidad suele ser una preocupación. Pero es importante distinguir entre los olvidos cotidianos, debido al paso de los años, de los patológicos, que pueden evidenciar una enfermedad.

La demencia es el resultado de diversas enfermedades y lesiones que afectan el cerebro, según define la Organización Mundial de la Salud (OMS). Afecta diferentes dominios cognitivos como la memoria, el lenguaje, las funciones ejecutivas, y el comportamiento. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de demencia en adultos mayores.

“Cerca de 55 millones de personas padecen demencia en el mundo y de ellos el 60% al 70% tienen la enfermedad de Alzheimer”, indicó Leonardo Palacios Sánchez, profesor de neurología de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad del Rosario, Colombia. Siguiendo con estas cifras, para 2050 se podrían esperar un número cercano a los 145 millones de personas afectadas en todo el mundo, afirman desde el Ministerio de Salud y Protección Social colombiano.

Cuando aparecen problemas de memoria, suelen estar relacionados con la atención o la evocación de la información. Es normal tener una pérdida leve de memoria a medida que se envejece (Imagen Ilustrativa Infobae)Cuando aparecen problemas de memoria, suelen estar relacionados con la atención o la evocación de la información. Es normal tener una pérdida leve de memoria a medida que se envejece (Imagen Ilustrativa Infobae)

Esta entidad explica que si bien es cierto que el principal factor de riesgo asociado al desarrollo de demencia es la edad avanzada, cada vez se viene prestando más atención a estrategias de prevención ambiental como marco de acción.

Nubia Bautista, subdirectora de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia, recomendó para la prevención: “Mantener estilos de vida saludables, estar activos física, social e intelectualmente y consultar tempranamente a los servicios de salud en caso de presentar fallas en la memoria, el lenguaje o el comportamiento después de los 50 años”. Dentro de estas estrategias, la nutrición juega un papel fundamental.

En tanto, la Asociación Colombiana de Neurología afirma que la nutrición es muy importante para la salud en general, pero también lo es para la función cerebral. “Nuestro cerebro, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo, necesita alimentarse. Algunos de los nutrientes esenciales para el cerebro son:

  • Agua: contribuye a mantener las funciones físicas y cognitivas normales. La deshidratación impacta en el rendimiento cognitivo, la atención y la coordinación motora. Por eso, es fundamental una hidratación adecuada a lo largo del día. Las necesidades diarias son de 2 a 2.5 litros de agua, dependiendo de cada persona y de la edad.
  • Calcio: ayuda al funcionamiento normal de la neurotransmisión.
  • Fósforo: permite el funcionamiento normal de las membranas celulares.
  • Hierro y zinc: favorecen una función congnitiva normal.
  • Ácido pantotenico: contribuye al rendimiento intelectual normal.
  • Biotina, tiamina, vitamina B6, vitamina C: ayudan al funcionamiento normal del sistema nervioso y a una función psicológica normal.
  • Cobre, magnesio, potasio, vitamina B2, B12, niacina: contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso.

¿Cuáles son las mejores vitaminas para la memoria?

Para que el funcionamiento celular, el crecimiento y el desarrollo del cuerpo se lleve a cabo de manera adecuada es necesario tener una alimentación en la que se incluyan las 13 vitaminas esenciales: las vitaminas A, C, D, E, K y los ocho tipos de vitamina B.

Entre ellas, la que se destaca por aportar los nutrientes esenciales para el cerebro y prevenir el deterioro cognitivo es la vitamina B.

Te puede interesar:Después del COVID, el deterioro cognitivo del cerebro es casi dos veces más probable en los que tienen más de 60 años

De acuerdo con la Clínica Universidad de Navarra en España, “las vitaminas B1, B6 y B12 tienen funciones clave en el funcionamiento del cerebro y, cuando no se ingieren en cantidades suficientes, producen enfermedades neurológicas graves. La deficiencia de vitamina B12 causa anemia (con los síntomas normales de fatiga y apatía), puede producir trastornos de memoria y problemas de los nervios causando hormigueos y trastornos de sensibilidad”.

Y agrega en su portal: “En el cerebro, el déficit de vitamina B1 puede causar enfermedades como la encefalopatía de Wernicke, que se caracteriza por un trastorno de memoria grave”.

En conversación con el portal CNBC, la psiquiatra y nutricionista de la Universidad de Harvard Uma Naidoo aseguró que la vitamina B es la mejor para combatir el envejecimiento del cerebro, ya que contribuye a mantenerlo joven y saludable.

Por lo tanto, una nutrición rica en los ocho tipos de vitamina B es fundamental para la mejora de la memoria, la concentración y el rendimiento intelectual, así como para prevenir los trastornos de la memoria.

Por otro lado, un estudio llevado a cabo por el Instituto Hotchkiss del Cerebro, de la Universidad de Calgary en Canadá en colaboración con la Universidad de Exeter en Reino Unido, determinó que la vitamina D ayuda a prevenir la demencia.

Desde el Instituto, el investigador Zahinoor Ismail habló de “resultados contradictorios” aunque existe una evidencia de que “la vitamina D tiene efectos sobre el cerebro” especialmente si se suministra en una situación “temprana, antes del inicio del deterioro cognitivo”.

¿Qué alimentos tienen vitaminas para la memoria?

  • Vitamina A: de acuerdo a la Clínica Mayo, está presente en muchos alimentos, como la espinaca, los productos lácteos y el hígado. “Otras fuentes son los alimentos ricos en betacaroteno, como los vegetales de hoja, las zanahorias y el melón. El cuerpo transforma los betacarotenos en vitamina A”, agregan desde la clínica.
  • Vitaminas del grupo B. La doctora Naidoo, que también es autora del libro “Lo que la comida le hace a tu cerebro”, señaló que la vitamina B es fácil de incorporar a la nutrición diaria y recomienda algunos alimentos ricos en este nutriente, como el huevo, las legumbres, las semillas de girasol y los vegetales de hoja verde.
  • Vitamina B1. También llamada tiamina contribuye a la transformación de alimentos en energía y en la toma de glucosa por parte del cerebro y es esencial en las conexiones neuronales. Algunos de los alimentos que contienen esta vitamina con las semillas de sésamo y girasol, la carne de cerdo o las nueces de macadamia, entre otros.
  • Vitamina B3. Participa en la producción de los neurotransmisores. En el listado de alimentos que contienen este nutriente está la ternera, el pollo y los pimientos, entre otros muchos.
  • Vitamina B6. Participa en la producción de energía y agudeza mental. Entre los datos que recogen desde el National Institutes of Health, se ha demostrado que las personas con mala función neurológica y psicológica presentan deficiencias de esta vitamina, que puede encontrarse en alimentos como los garbanzos, el pescado o la carne de ave, entre otros.

Vitamina B9. Preserva la función cognitiva y la pérdida de memoria, según una investigación publicada en la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética. Alimentos como la yema de huevo, la espinaca o las semillas son algunos de la lista que aportan vitamina B9.

Vitamina B12. Contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso y mejora las funciones cerebrales y cognitivas, sobre todo en personas con mayor edad. Un estudio ha demostrado que el déficit de esta vitamina puede causar demencia

Los alimentos que contienen altos niveles de vitaminas B12, según la Clínica Mayo son: “productos de origen animal, como el pescado, la carne magra, la carne de ave, los huevos y la leche semidescremada y descremada. Los cereales fortificados para el desayuno también son una buena fuente de vitamina B-12 y de otras vitaminas B”.

Vitamina C: Participa en la producción de neurotransmisores. Se encuentra en las frutas cítricas, las bayas, las papas, los tomates, los pimientos, el repollo, las coles de Bruselas, el brócoli y las espinacas.

Vitamina D: La deficiencia de esta vitamina se asocia con un estado anímico bajo y con el deterioro del rendimiento cognitivo, por eso está considerada una de las mejores vitaminas para la memoria. La forma más fácil de obtenerla es la exposición al sol entre 20 y 30 minutos al día; sin embargo, hay lugares donde eso no es posible y sea necesario tomar suplementos para complementar la nutrición. Se encuentra también en algunos alimentos como la leche, el salmón o algunos cereales.

Vitamina E: Es una de las más destacadas para prevenir el deterioro cognitivo, tal y como han demostrado varias investigaciones. “Algunos alimentos ricos en vitamina E son el aceite de canola, el aceite de oliva, la margarina, las almendras y los maníes. También se encuentra en las carnes, los productos lácteos, los vegetales de hoja y los cereales fortificados”, dice la Clínica Mayo.

Vitamina K: tiene como función principal la coagulación de la sangre, varios estudios han demostrado que tiene potencial para influir en el comportamiento psicomotor y en la cognición. Alimentos tanto de origen animal como vegetal, tales como la yema de huevo, las hortalizas de hojas verdes, las coles, el germen de trigo o la soja son algunos de los alimentos que contienen vitamina K.

Fuente: Infobae

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook