Connect with us

Salud

Gripe A: cómo prevenir el contagio

Es importante que las personas con factores de riesgos se vacunen contra los virus de la influenza.

Ante lo recientes casos detectados de gripe A, la subsecretaria de Promoción de la Salud, Claudia Muravchik, recordó las medidas preventivas para evitar el contagio de gripe y otras enfermedades respiratorias, habituales en las épocas de frío y bajas temperaturas.

“La gripe es una enfermedad frecuente que es grave sólo y potencialmente en personas con factores de riesgo”, aclaró la funcionaria del Ministerio de Salud Pública.

La importancia de la vacuna

Por ello instó a todas las personas con factores de riesgo –embarazadas, puérperas, niños de 6 meses a 2 años, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas no transmisibles- a acercarse a los centros asistenciales a recibir una dosis de la vacuna que los protege contra los virus de la influenza.

“La gripe es una enfermedad estacional más –siendo uno de los virus más frecuentes en la provincia y el país-, es grave solo cuando afecta a personas con algún grado de morbilidad, por ello la inmunización está referida a ellos”, señaló.

Asimismo, aclaró que “la vacuna contribuye a evitar las complicaciones, internaciones y casos fatales a causa de la enfermedad”, aclaró.

Medidas preventivas

En los lugares donde haya una persona con gripe, la cartera sanitaria sostiene la importancia de la ventilación y la higiene en los espacios comunes y el hogar y la limpieza de objetos de uso compartido.

Los cuidados que se deben tener en cuenta para evitar el contagio son: en caso de tos o estornudo, cubrir boca y nariz con el pliegue del codo o con un pañuelo descartable; tirar los pañuelos descartables a la basura después de usarlos; lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con un producto a base de alcohol; evitar tocar ojos, nariz y/o boca con manos no lavadas; evitar el contacto directo con personas enfermas; y limpiar y desinfectar superficies de uso común (picaportes, escritorios, entre otros).

Salud

Una mujer murió luego de ser picoteada por un gallo

Recientemente se dio a conocer el caso de una mujer que falleció luego de haber recibido un feroz ataque de un gallo. El echo ocurrió en una granja del sur de Australia y la víctima tenía 76 años.

Según informaron las autopsias realizadas por los médicos la mujer tenía una marca en su pierna izquierda debido a los picotazos del gallo. Allí mismo se entraban “dos laceraciones”, una de ellas “sobre una vena varicosa grande”.

Las várices son venas en las cuales se produjeron dilataciones, tortuosidades o alargamientos. Suelen estar ubicadas en el sistema venoso superficial de las piernas, y se estima que más del 20% de la población las padecen.

Al sufrir el ataque del gallo en aquella várice, se produjo una gran perdida de sangre, descompensando a la mujer y causando su fallecimiento.

Los especialistas además expresaron que la víctima padecía de diferentes enfermedades que no le permitieron resistir el sangrado demasiado tiempo. “Tenía varias afecciones de salud subyacentes, incluida la presión arterial alta y la diabetes tipo 2”, describió el doctor Roger Byard

Por otro lado puntualizó sobre el riesgo de relacionarse con este tipo de animales sin tomar las precauciones correspondientes: “Este caso demuestra que incluso los animales domésticos relativamente pequeños pueden ser capaces de causar lesiones fatales en individuos si hay vulnerabilidades vasculares específicas presentes”.

El padecimiento de las váricessuele ser “crónico” , por lo que a pesar de su tratamiento con el tiempo vuelven a aparecer nuevas venas afectadas. Sus principales síntomas son una sensación de dolor y pesadez en las piernas, ardor, pulsación, calambres e inflamación musculares y picazón de la zona.

Para su prevención se aconseja hacer ejercicio, mantener un peso acorde a nuestro cuerpo, mantener una dieta con bajo contenido en sal y rica en fibras, no usar medias ajustadas, evitar pasar mucho tiempo sentado y parado.

Sigue leyendo

Salud

Bajó 45 kilos con una dieta en 3 fases y mucha actitud

Hacer dieta suele ser un dolor de cabeza para muchos. Ya sea por salud o estética bajar de peso exige paciencia y constancia.

Para hacer dieta lo primero que se debe saber es que hay que tener constancia. Si no, vamos por mal camino.

Algunas personas en más de una ocasión quisieron adelgazar unos kilos, y terminaron abandonando la idea porque se terminaron cansando.

Jake Patricio, protagonista de esta historia, intenta demostrar  con su ejemplo que nada es imposible.

Por su parte Jake no fue siempre una persona sedentaria, aunque su vida no fue fácil. Solía ser extremadamente activo y hacía mucho deporte  pero cuando se recibió se enfocó en el trabajo y eso no le dejaba mucho tiempo para salir al aire libre.

Su alimentación seguía siendo la misma que cuando era un atleta y no paraba de hacer deporte, y los fines de semana salía con sus amigos. Como es normal, comenzó a engordar y cayó en una espiral de autodestrucción, su estado de ánimo y su vida social se diluyeron. Era infeliz.

Un viaje en tres fases


El viaje de ida a la pérdida de peso se produjo cuando se cercioró de cuanto peso había ganado. No podía creer cuánto se había dejado, sus 158 kilos le golpearon en la cara.

Es cierto que de un tiempo a esa parte le estaba costando más subir las escaleras, “pero jamás pensé que hubiera llegado a ese nivel. Me enfadé un montón conmigo mismo y decidí arreglar las cosas”, cuenta en la revista masculina ‘Men’s Health’.

Así comenzó su cambio, en tres fases. La primera, se trataba de hacer la dieta keto, totalmente estricta en la que también tomaba batidos de proteínas.

La keto se centra en la ingesta de alimentos ricos en proteínas y grasas y la restricción de glúcidos y azúcares con el objetivo de generar una situación de “cetosis”, el exceso de cetonas en la sangre, similar al ayuno.

Eso sí, se centra solo en las grasas buenas.

 

La segunda fase se basó en una dieta baja en carbohidratos que siguió a rajatabla, con ayuno intermitente.

En el caso de este plan, según una investigación, este régimen hace que el páncreas regenere las células que regulan el azúcar en sangre.

Esencialmente, este tipo de planes pueden tener el potencial para ayudar a combatir la diabetes. Además propone limitar el consumo de alimentos a solo ocho horas durante todo el día.

En la tercera fase incluyó una dieta baja en carbohidratos: solo puede consumir 1.800 al día. “Sabía que solo vería resultados si era tajante y seguía ese plan”, explica Jake.

Por supuesto, como siempre decimos, la alimentación es importante pero ha de combinarse con un plan de ejercicio. Aunque muchos prefieren centrarse en cardio, él prefirió recuperar la fuerza muscular. Seguía una rutina de “empujar/tirar/piernas” todos los lunes, miércoles y viernes.

Después, comenzó a correr, pero en seguida se aburrió y, como en la universidad jugaba a deportes de equipo, decidió apuntarse a rugby.

“Lo importante es la constancia”, explica Patricio. “Nunca tuve en mente un objetivo concreto, solo quería ponerme en mejor forma y demostrarme a mí mismo que podía cumplir con el plan y mejorar mi bienestar”.

En total ha perdido 45 kilos. “Mentalmente me siento mucho mejor y más positivo. Físicamente me fatigo menos y mi fuerza ha aumentado. Estoy feliz, me veo mejor, todo son ventajas, y lo más importante: ¡voy cuesta arriba y aún no he terminado!”, concluye.

Fuente: El Confidencial

Sigue leyendo

Salud

Los nuevos medicamentos, ¿sólo al alcance de los ricos?

Un informe de la OMS enciende la alarma.

El acceso a los medicamentos siempre difiere entre quienes tienen la posibilidad y quienes no la tienen, básicamente por el poder adquisitivo. Sin embargo, una tendencia agrava el escenario porque amenaza con abrir aún más la brecha entre pobres y ricos. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año 100 millones de personas entran en la pobreza porque tienen que pagar los medicamentos con su dinero.

Es por ello que este tema ya se está analizando como una cuestión de derechos humanos. Según la agencia EFE, la Fundación Alternativas elaboró un informe sobre el alto precio de los nuevos medicamentos y cómo impactan en los estratos sociales que no pueden solventarlos y, a su vez, cómo afecta a la estabilidad financiera de los sistemas de salud.

Los doctores Ramón Gálvez Zaloña (neurólogo) y Fernando Lamata Cotanda (psiquiatra), son los profesionales que firmaron el documento donde dejan en claro que en todo el mundo se está “vulnerando el derecho humano” a la atención sanitaria. Asimismo, denuncian que “los altos precios de los nuevos medicamentos provocan un aumento del gasto farmacéutico que está tensionando los sistemas de salud”.

Según EFE, “motivados por las ganancias excesivas, la industria presiona a los médicos prescriptores para que receten una serie de fórmulas de dudosa eficiencia cuando existen otros fármacos de acción similar y menor precio para sus pacientes”. Según los profesionales, el germen de la problemática recae “en el abuso del monopolio que los Gobiernos otorgan a las empresas a través de las patentes y otros instrumentos de exclusividad”.

De esta manera, “este actúa como una especie de impuesto a los pacientes y a los sistemas de salud para pagar la investigación. Sin embargo, las empresas han acabado abusando de su capacidad de fijar los precios, obteniendo beneficios mucho más allá del coste real de la investigación”, alertan los médicos al frente de la Organización Mundial de la Salud.

El mismo informe evoca los tiempos en que la mayoría de los médicos y gobiernos estaban en contra de las patentes para medicamentos, a inicios del siglo XX, ya que esto supondría una barrera al acceso contraria a su ética. Luego llegó el lobby de las empresas y Estados Unidos como gran parte de Europa aprobaron el desarrollo de patentes en medicamentos. Ya en 1994, una fuerte presión en la industria obligó a que se aprobara el Acuerdo sobre los Derechos de la Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio.

Ante este escenario, la industria fue por más, porque al mismo tiempo las empresas intentaron retrasar la entrada de medicamentos genéricos. ¿Hay solución para esto? A largo plazo, un convenio internacional para el acceso a los fármacos que prohíba el uso de patentes y monopolios y desarrolle un modelo diferente para financiar la investigación y desarrollo, sería una opción interesante a debatir.

Mientras se discute esto, hay distintas variables a tener en cuenta:

-Garantizar que nadie se quede sin el medicamento que necesita

-Reducir los precios a su costo real y no “por valor”

-Reforzar la capacidad de negociación de las Administraciones Públicas

-Promover modificaciones en la legislación europea sobre exclusividad para poder aplicar licencias obligatorias

-Aumentar la inversión pública directa en I+D y generar retornos públicos de dicha inversión

-Denunciar vulneraciones del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea en relación con la competencia

Sigue leyendo

cotización del dolar



Nuestro Clima

El tiempo – Tutiempo.net

Advertisement

Facebook