Redes Sociales

Nacionales

González García no descarta una cuarentena más estricta: No hay nada que haga efecto

El ministro de Salud, Ginés González García, dijo que Argentina “administró bien” la crisis causada por la pandemia del coronavirus, ya que el país logró “regular el número de casos”, pero reconoció como “cuellos de botella” la relocalización de los casos detectados y la provisión de reactivos para tests en el sector privado.

“Empezamos a aprender junto con la ciudad. Un problema es la relocalización de los casos detectados, como en barrios populares, donde no se puede hacer la cuarentena en su casa, y eso costó mucho, y la Ciudad lo está haciendo hace unos días, siendo la jurisdicción que tiene más capacidad hotelera” y ya albergó “3.500 personas en hoteles”, según afirmó al ser entrevistado en Todo Noticias.

“Actualmente hay unas 14.000 personas rastreando, y la semana que viene la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires agregarán 1.000 cada una, con voluntarios”, dijo. “Lo haremos mejor si es menos lento el ritmo de transmisión. Hay que considerar que la Provincia de Buenos Aires tiene 4.000 villas”, agregó.

Por otro lado, reconoció problemas en la detección porque “no son tantos los laboratorios y se cayó un poco la provisión del insumo reactivo en el sector privado. En el público hay muchísimo. Estamos tratando de mejorar la eficiencia de cómo dar los resultados de los tests en tiempo y forma”.

El ministro informó que se realizan “varios miles de test con el programa DetecAr, con un estimado de entre 15.000 a 18.000 diarios y queremos aumentar la capacidad productiva”. “Hay testeo serológico para la circulación del virus la última semana de cada mes. La última nos dio mayor circulación, 3,2, lo cual sospechábamos. Estos no son test para diagnóstico. De estos hizo muchos Chile.

De los test de diagnóstico, los PCR, hemos comprado 600.000 test y ahora entran 250.000 más”. Sobre cuestionamientos acerca de una supuesta demora en el rastreo y testeo de casos, González García dijo: “se salió a buscar al enfermo cuando vimos que había circulación y ampliamos muchísimo la cantidad de tests, así como la de laboratorios, que ahora son más de 100”.

“El programa DetectAr empezó la primera semana de mayo y dio muy buen resultado”, afirmó. El futuro de la pandemia  El ministro admitió en la entrevista que no puede descartarse que haya nuevos endurecimientos del aislamiento obligatorio.

“Nadie lo sabe, muchos de los que avanzaron en la flexibilización de actividades tuvieron que retroceder en el mundo, como Nueva Zelanda o Corea”, expresó el funcionario al ser consultado si es el “último esfuerzo” que se le pide a la población.

“Estamos tomando medidas anticipadamente para prevenir (…) lo que hagamos ahora lentifica todo y mientras vamos monitoreando todo el país. No nos va mal y no es poco, y tiene que ver con el gobierno y el enorme esfuerzo de los argentinos”, afirmó.

“Salvo el AMBA, partidos circundantes y el Gran Resistencia, el resto vamos a mejorar y seguir el camino de que la gente tenga más capacidad de trabajar y de vivir”, dijo González García al referirse a la continuidad de las medidas de aislamiento social.

“Administramos bien porque regulamos el número de casos. Si no la pandemia te pasa por arriba”, dijo el ministro, quien desestimó asegurar que la nueva fase de aislamiento social que inicia este miércoles el AMBA sea el último esfuerzo, porque “los que lo dijeron tuvieron que empezar de nuevo, como Nueva Zelanda, Israel, China o Japón, ya que el virus tiene comportamientos imprevisibles”.

González García también expresó que “no queremos ninguna vida que se pueda salvar que no se salve. Acepto cualquier cosa menos que tengamos muertes porque la economía es lo principal”, en referencia a cuestionamientos sobre los efectos económicos de la cuarentena en la sociedad.

“No me preocupan que digan que hacemos la cuarentena prolongada. No hay nada que tenga mejor efecto que la cuarentena. No nos alegra, entendemos el daño en la economía, que lo hace la pandemia y no el aislamiento”, aseguró.

Nacionales

Axel Kicillof: “Hasta ahora hemos logrado todos los objetivos”

En la inauguración de un hospital en Coronel Suárez, Kicillof destacó las medidas tomadas hasta el momento por el nivel de pedadogía que requirieron.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se refirió este martes a la situación epidemiológica del AMBA y las medidas que junto con el gobierno nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires tomaron en estos 116 días: “A veces prohibir te pone en un lugar desagradable”.

“Lo que hemos hecho es siempre estar asesorados por los más importantes especialistas de la Provincia, que nos fueron diciendo qué es lo que había que hacer”, aseguró Kicillof en la inauguración del Hospital Municipal “Dr. Raúl Caccavo” de Coronel Suárez.

El mandatario bonaerense se refirió a las críticas por las restricciones a las libertades que recibieron junto con el presidente y aseguró que “sería más fácil correrse y decir ‘hagan lo que quieran'”.

En ese sentido, nombró las políticas de países vecinos que “se tomó un camino distinto, tal vez más fácil, porque cuando hay que cuidar a la gente del contagio hay que invitarla a que cambie su forma de actuar”.

La fase de mayores restricciones que Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof anunciaron el 1 de julio vence el próximo viernes y se espera que de allí en adelante comiencen a habilitarse más sectores.

“Lo único que esperamos es que la ciencia de una respuesta, esa es la solución definitiva, a través de un tratamiento o una vacuna. Mientras tanto nos va a tocar vivir en un mundo infectado y hay que tomar conductas distintas”.

“Cuando uno hace un resumen de lo complicada que está siendo esta situación, saco un saldo positivo. Hasta ahora, hemos logrado todos los objetivos”, indicó el gobernador.

Por último, con la vista en la fase que comenzará a partir del viernes, Kicillof pidió mirar las experiencias en el mundo: “La pandemia no pasa en ningún lado, sino que vuelve o contagia donde no había contagios, toda esa experiencia que acumulamos nos tiene que servir para que una cuestión tan dramática no nos lleve a algo mucho peor”.

Sigue leyendo

Nacionales

Coronavirus: en agosto regresan las clases presenciales en nueve provincias

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, anunció que la vuelta será de forma parcial: por localidades donde se registre baja circulación del virus.

Durante cuatro meses las aulas de las instituciones y colegios de todo el país permanecieron vacías de sus estudiantes. Dictado el aislamiento social, preventivo y obligatorio, docentes debieron adaptar sus clases a la web.

En este contexto, y en vistas a una progresiva flexibilización de las actividades del país, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, anunció que regresará la asistencia presencial a las escuelas en nueve provincias del país.

El funcionario indicó que “consenso para un regreso seguro a clases” con los gobernadores de Raúl Jalil (Catamarca), Gustavo Valdés (Corrientes), Gildo Insfrán (Formosa), Oscar Herrera Ahuad (Misiones) Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Omar Perotti (Santa Fe), Alberto Rodríguez Saa (San Luis) y Juan Manzur (Tucumán). La modalidad será combinada entre asistencia presencial y domiciliaria; y se dará prioridad a los estudiantes de los últimos años de primaria como de secundaria.

La vuelta será de forma parcial, es decir por localidades donde se registre la menor circulación del virus, y en establecimientos que presenten las condiciones necesarias para que se cumpla el protocolo. Para ello el gobierno destinará un fondo de $2300 millones a todas las jurisdicciones para la reparación de colegios y la compra de insumos de higiene y seguridad, y así prevenir los contagios por COVID-19.

Protocolo: una a una las pautas para la vuelta a clases

Además, el Consejo Federal de Educación estableció un protocolo sanitario: que detalla, la disposición de 15 minutos semanales para explicar el correcto lavado de manos, así como dividir por tantas las salidas a los patios y la asistencia dentro de las aulas.

Insumos básicos en los baños: lavamanos, agua, jabón, alcohol en gel y cestos de basura. Se destinarán al menos 15 minutos semanales a repasar la importancia, y correcto procedimiento de la higiene de manos.

Evitar la concentración de alumnos: se dispondrán turnos para la entrada a la institución, así como los recreos y los horarios de saluda.

Distanciamiento social: mantener espacios de 1,5 metros en espacios comunes y dentro del aula.
Uso de tapabocas obligatorio.

Asistencia alternada: combinación entre clases presenciales y domiciliarias.

“Burbujas”: dividir el aula con espacios, y/o en pequeños grupos de tres o cuatro estudiantes.

Ante algún posible caso positivo: dictar el aislamiento y la realización del hisopado correspondiente, así como determinar aquellos que hayan tenido contacto con la persona en cuestión.

El protocolo completo está disponible en este link.

Sigue leyendo

Nacionales

Alberto Fernández advirtió a los acreedores: “Argentina no se va a mover” de la última oferta de pago

El presidente de la Nación fue claro en su mensaje con los acreedores más duras de la deuda Argentina, teniendo en cuenta el apoyo del FMI ante esta situación.

La Argentina “no se va a mover” de la última oferta realizada a los acreedores, advirtió el presidente Alberto Fernández, y pidió a los fondos de inversión más duros, como BlackRock, entender la delicada situación del país.

“Se hizo una oferta, vimos que estábamos lejos de sus aspiraciones; la revisamos e hicimos el máximo esfuerzo, y esta es la última oferta; espero que la entiendan”, aseveró el Jefe de Estado.

La extendida negociación por la deuda que encabeza el ministro de Economía, Martín Guzmán, entró en el tramo final y el Gobierno fijó como cierre de las negociaciones el próximo 4 de agosto. Las declaraciones del Presidente, como las realizadas durante el fin de semana por Guzmán, apuntan dar por terminada la etapa de diálogo y, por ende, de la posibilidad de nuevos cambios en la propuesta.

En declaraciones a FM La Patriada, Fernández dijo que el Gobierno trabajó “con seriedad y de buena fe” con los acreedores y aseguró que la Argentina hizo “el máximo esfuerzo”. “Todo esto lo ha valorado el FMI, el G20, los gobiernos de Francia, Alemania”, sostuvo y añadió que “todos elogiaron el esfuerzo argentino, un esfuerzo que se da en este contexto de pandemia en el que tenemos que movernos con mucho cuidado”.

Desde la primera oferta realizada el 22 de abril hasta la última comunicada el domingo 5 de julio, el Gobierno cedió en favor de los acreedores alrededor de u$s 8.200 millones. El miércoles pasado, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, brindó un fuerte respaldo a la Argentina en la renegociación de la deuda y pidió a los acreedores “colaborar” con el Gobierno para llegar a un acuerdo, tras la presentación de la última oferta.

Georgieva se refirió al proceso de renegociación y comprometió el apoyo del FMI y del Banco Mundial, al señalar: “Haremos nuestra parte por la transparencia y una prudente reestructuración de la deuda”, al abogar por un acuerdo.

En un informe reciente, la consultora Ecolatina aseguró que si bien “no está garantizado” un acuerdo con los acreedores “las partes se vienen acercando” y consideró que si el Gobierno no mejora la propuesta “lo más probable es que avance en canjes parciales”.

Señaló que la Argentina “realizó otras dos ofertas en las que fue cediendo ante los reclamos más importantes planteados por los bonistas, aunque, vale decir, estos últimos también hicieron lo propio”.

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook