Connect with us

Virales

Con 6 años, le salvó la vida a su hermanito al donarle médula ósea

La nena era 100% compatible y no dudó un momento. Luego del trasplante, se convirtió en su cuidadora y no se separa de su cama. Esperan que al pequeño le den el alta dentro de los próximos dos meses.

A las 22 semanas de embarazo, Kelsey Stynes se enteró que su bebé tenía un defecto en el corazón: del órgano solo salía un gran vaso sanguíneo, en vez de dos, y entre las cavidades inferiores tenía un orificio. Por lo tanto, a dos semanas de nacer lo sometieron a una operación de ocho horas para corregir este defecto congénito.

Luego de cinco días en terapia intensiva, los médicos detectaron otro inconveniente: la herida no sanaba porque el nene no tenía células blancas. Esto significaba que, al carecer de sistema inmune, cualquier infección podría matarlo. El origen de esta condición era que su médula ósea estaba fallando, así que toda la familia (los papás y sus tres hermanos) se embarcó en estudios médicos para detectar quién era compatible con Caleb.

Sophia junto a su hermano Caleb, a quien le salvó la vida. (Foto: SWNS)
Sophia junto a su hermano Caleb, a quien le salvó la vida. (Foto: SWNS)

Los médicos sabían que sus papás serían al menos un 50% compatibles, así que empezaron a preparar las transfusiones. Sin embargo, cuando llegaron los resultados de Sophia, de 6 años, la esperanza se renovó. Es que la nena tenía un 100% de compatibilidad y ya había tomado una decisión: “Quiero ayudar. Si le doy mi médula a Caleb, sobrevivirá”.

Ella ya estaba enterada de lo que esto significaba, gracias a que el equipo médico le había explicado la situación: un trasplante de médula ósea le salvaría la vida a su hermanito. “Tenía emociones mezcladas. Sophia estaba muy predispuesta pero no me hubiese gustado que pasara por esto si no quería”, confesó su mamá en declaraciones a medios extranjeros.

Luego de charlas con el equipo de psicología de un hospital de Leicestershire (Inglaterra), finalmente le realizaron la extracción de su cadera, a solo unas camas de distancia de su hermano. Dos semanas demoró la confirmación del éxito del trasplante y, durante ese tiempo, la nena se convirtió en guardiana de Caleb. Gracias a un permiso especial, no se separó de su hermanito.

Sophia se recuperó rápidamente de la intervención pero continúa visitando a su hermano. (Foto: SWNS)
Sophia se recuperó rápidamente de la intervención pero continúa visitando a su hermano. (Foto: SWNS)

“Me emociono de solo pensarlo. Estoy conmovida por lo que sucedió. Ella me maravilla. Se comportó fantásticamente todo el tiempo, no paró de sonreír y sabe que hizo algo bueno, aunque no estoy segura de si se da cuenta del alcance. Si no lo hubiera hecho, Caleb no estaría con nosotros”, aseguró la mamá de los chicos.

Ahora el bebé espera recibir el alta dentro de las próximas ocho semanas y los médicos pronosticaron una recuperación total. Sophia, por su parte, ya fue dada de alta de la donación y solo asiste a la clínica para cuidar a su hermanito. “Se adoran el uno al otro, están más cerca que nunca y son los mejores amigos”, concluyó la mujer.

Fuente: TN.com.ar

Virales

Una mujer dará a luz a los bebés de su hermana gemela

Whitney no puede tener hijos debido a una enfermedad poco frecuente, así que Jill le prestó el vientre para que cumpliese su sueño. Ya lleva 30 semanas de embarazo y se espera que los mellizos nazcan en junio.

Jill Noe y Whitney Bliesner son gemelas. Ambas eran jugadoras de básquet en la Universidad del Estado de Arizona. Hoy tienen 34 años y una de ellas no puede quedar embarazada, así que la otra decidió ayudarla y le prestó su vientre.

Es que Whitney tiene neurofibromatosis tipo 2, una extraña enfermedad genética que le provoca el crecimiento de tumores benignos en el sistema nervioso. Esto le impidió quedar embarazada, ya que los médicos le señalaron que puede empeorar su condición debido al desajuste hormonal.

Las gemelas esperan que los bebés nazcan en junio. (Foto: Revista People)
Las gemelas esperan que los bebés nazcan en junio. (Foto: Revista People)

Así fue como esta joven de Portland, Oregon (Estados Unidos), creyó que su sueño de tener hijos se había terminado. Sin embargo, no contó con que el lazo que la unía con su gemela era tan fuerte. En la Navidad de 2017, le contó compungida que nunca sería mamá, ya que era muy costoso buscar un vientre de alquiler o adoptar un chico.

Jill, según sus declaraciones a varios medios extranjeros, pudo escuchar un tono de derrota en su hermana y no lo dudó ni un momento: “¡Hagámoslo! Veamos a dónde nos conduce esto y si puedo pondré mi cuerpo donde se necesite para tener a tus hijos”, le dijo la mujer. Whitney la miró, primero con incredulidad y después con felicidad. “Estaba impactada y feliz al mismo tiempo, porque se lo divertida y activa que es su vida, así que no podía creer que quisiera parar para hacer esto por mí”, recordó la chica.

Los mellizos ya tienen nombre: Rhenley será la nena y Rhett, el nene. (Foto: Revista People)
Los mellizos ya tienen nombre: Rhenley será la nena y Rhett, el nene. (Foto: Revista People)

Dado que la enfermedad de esta gemela puede transmitirse genéticamente, utilizaron los óvulos de una donante. El implante fue exitoso y Jill ya lleva 30 semanas de embarazo: en breve tendrá mellizos, un nene y una nena. “Whitney siempre quiso ser mamá. Su enfermedad ya le quitó mucho y no iba a permitir que le saque esto también. Ella es mi mejor amiga y sé que habría hecho lo mismo por mí”, concluyó Jill.

Fuente: TN.com.ar

Sigue leyendo

Virales

Fue al médico porque se le hinchó un ojo y tenía cuatro abejas vivas adentro

Eran insectos del sudor, que miden entre 4 y 10 milímetros de largo. Luego de quitarlos, esperan que el paciente se recupere completamente. Es la primera vez que sucede algo así en Taiwán.

Una gran sorpresa se llevó un médico de Taiwán al recibir a una paciente en su consultorio. Es que la joven de 28 años, que llegó con dolor y el ojo izquierdo inflamado, resultó tener cuatro abejas vivas adentro. El especialista logró quitarlas sujetándolas por las patas.

¿Cómo sucedió esto? La chica –a la que solo se conoce con el nombre de Ms. He– estaba en el cementerio, visitando a sus familiares como parte de la festividad de Qingming. En este día, las personas suelen ofrecer alimentos a los muertos, rezar por ellos y limpiar sus tumbas. Mientras se paseaba por el lugar, sintió que algo le entró en el ojo, aunque pensó que solo era tierra y siguió con el ritual.

Sin embargo, a las horas tenía toda la zona inflamada y con dolor, por lo que se acercó a consultar a un oftalmólogo. Así fue como descubrió a las cuatro pequeñas abejas allí. “Ella no podía cerrar completamente los ojos. Tomé el microscopio y localicé algo negro que se parecía a la pata de un insecto. La tomé y lentamente lo extraje. Luego vi otro, y otro, y otro. Todos estaban vivos e intactos”, aseguró el doctor Hong Chi Ting a la BBC.

Estas no eran abejas comunes sino un tipo llamado Halictidae, también conocido como “abejas del sudor”. Suelen medir entre 4 (como las de este caso) y 10 milímetros y se sienten atraídas por el sudor de las personas. Se pueden reconocer por su color oscuro o verde.

Este es el primer caso que se registra en la isla y el médico que atendió a la joven considera que quizás una ráfaga de viento las llevó hasta allí y quedaron atrapadas. “Estas abejas no suelen atacar a la gente, aunque les gusta beber el sudor, de ahí su nombre”, completó.

Una vez removidos, los insectos fueron enviados a otra institución para su análisis, al tiempo que Ms. He fue dada de alta y esperan que se recupere completamente. El especialista señaló la importancia de que no se hubiese rascado los ojos con las abejas dentro, ya que podrían haber producido veneno y, en el peor de los casos, dejarla ciega. La chica no lo hizo ya que llevaba lentes de contacto y temió romperlos.

Sigue leyendo

Virales

Alejandro, el chico de 11 años que hizo un merendero para sus amigos

Elba, la mamá de Alejandro, contó por Aire de Santa Fe cómo nació la idea del comedor y poder ayudar a los vecinos.

La historia de Alejandro, un nene de 11 años, quien es un ejemplo de solidaridad al crear un merendero para sus amigos en Bahía Blanca. Y a su vez, su empuje es un reflejo de la situación que atraviesa el país, en el cual hay cada vez más comedores para ayudar a los demás.

En Aire de Santa Fe, la mamá contó cómo surgió la idea del merendero. Elba, hizo un guiso de arroz para varios de sus vecinitos que diariamente jugaban en su casa. Cuando se fueron, Alejandro le comentó a su mamá de hacer un merendero para sus amigosque no tenían para tomar una leche.

De esta manera, nació el comedor de Villa Caracol en el cual asisten por día 25 chicosde la zona: “Acá les damos de comer arroz con leche, polenta, facturas, masitas, chocolatada, té, entre otras comidas”, dijo Elba.

Ale tiene 11 años, vive en Villa Caracol e hizo un merendero para sus amigos
Foto elorden.com

Alejandro, un chico de un corazón enorme, ayudó a su vecino a hacer una zanja y recibió una recompensa de $100. Con ese dinero, compró azúcar y leche. Su familia lo acompañó, y salió a pedir donaciones por el barrio en panaderías y vecinos.

Elba tiene 4 hijos: dos nenes y dos nenas. Ale es el menor de los varones. No solo ayuda en el merendero, sino que cuando ella está muy ocupada, colabora con los quehaceres de la casa: “Mi hijo lo hace de corazón, aprendió que hay que ayudar al que necesite. Hay mucha gente que no tiene un plato de comida, pero gracias a Dios nosotros hoy tenemos para comer”.

Foto: elorden.com
Sigue leyendo

cotización del dolar



Nuestro Clima

El tiempo – Tutiempo.net




Facebook