Connect with us

Nacionales

Con 18 años, inventó anteojos especiales para que los ciegos reconozcan objetos cercanos y se los regala

Rodrigo Ñáñez diseñó unos que tienen sensores de sonido y vibran. Lo hizo en su colegio, el Nuestra Señora de Itatí, en Lomas de Zamora.

Hacer algo para ayudar a la gente. Esa era la premisa que dio origen a la innovación de Rodrigo Facundo Ñañez, el joven vecino de Villa Centenario -un populoso barrio de Lomas de Zamora- que mejoró el software de unas “gafas inteligentes” para personas ciegas. “Investigando, vi que existía un modelo de gafas pero que era costoso y no tenía un buen funcionamiento. Lo que quise hacer fue reinventar un objeto caro para reducir su costo”, explica el alumno del Instituto Técnico Nuestra Señora de Itatí.

Pero el primer contacto con la mecánica se remonta a la niñez del vecino de Centenario. Cuando era pequeño, su papá y su abuelo lo introdujeron en este mundo armando y desarmando bicicletas.

Hoy, con más conocimientos en la materia, Rodrigo pudo desarrollar un prototipo de las gafas inteligentes en el marco de la materia Sistemas Digitales, que presentó en la muestra anual de su escuela, en octubre. “Lo que hice fue poner el ultrasonido con ciclos más cortos, para que no se cuelgue el sistema”, explica el joven.

Se trata de un modelo de lentes para personas ciegas, que alerta a quien los usa sobre la presencia de un objeto a una distancia de un metro. “Cuando algo interrumpe la visión del sensor ultrasonido, comienza una vibración suave y a medida que la distancia se acorta, vibra aún más”, detalla.

Los lentes utilizan energía y deben ser recargados a través de un cable USB. “Trabajan con cargador portátil de celular, pero tiene un consumo bajo y calculo que con una carga de una hora sirve para todo un día”, resalta Rodrigo.

Sin embargo, aún está en la búsqueda de que su proyecto mejore y piensa en impresiones 3D para emprolijar su creación. “Estoy haciendo el diseño 3D para imprimirlo y pasar el modelo para que quede todo escondido”, confiesa y agrega: “Un nene y un hombre más grande usaron las gafas, pero ahora las quiero imprimir para regalárselas”.

Pero la solidaridad de Rodrigo no quedó en un proyecto escolar para aprobar una materia. Paralelamente, tiene otras creaciones en su casa que también apuntan a mejorar la calidad de vida de otras personas. “Tenemos un proyecto con otro compañero que se trata de una vincha que colocada en la cabeza funciona como mouse de la computadora y también para la tablet. Es para personas con capacidades motrices diferentes”, cuenta el vecino de Villa Centenario. Y no se olvida de los chicos que tienen trastorno del espectro autista: “Hicimos una aplicación para que puedan formar una oración. Tenemos que emprolijarla”, cuenta.

Luego de su logro, el vecino de Centenario espera que se le abran otras puertas para seguir dejando volar su imaginación y dar vida a otras creaciones. “El año que viene hago pasantías y después quiero trabajar”, cuenta con convicción.

Mientras tanto, no pierde el tiempo y trabaja diariamente en la pizzería que tiene su familia en Villa Centenario.

Nacionales

El Gobierno tomará denuncias por violaciones de Derechos Humanos en Venezuela

Se trata de una iniciativa del Ministerio de Justicia. Una vez analizados los datos, se evaluará su envío a los organismos internacionales competentes.

El Gobierno comenzará a recibir denuncias sobre posibles violaciones a los derechos humanos que se hayan cometido en Venezuela. El Ministerio de Justicia será el encargado de tomar los testimonios y la información de personas que hayan sufrido o tengan conocimiento de este tipo de hechos.

Luego, esos datos serán analizados y se evaluará su remisión a los organismos internacionales competentes, con la intención de contribuir a detener estos delitos. De ser necesario, se reservará la identidad de quienes se acerquen a realizar las denuncias, de acuerdo con lo que establecen los estándares mundiales.

Según informaron desde el Gobierno, esta decisión se tomó en el marco del informe que elaboró la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet, en el que cuestiona la situación de Venezuela.


¿Cómo se podrán hacer las denuncias?

En el Centro de Orientación a Migrantes, ubicado sobre la calle Presidente Luis Saenz Peña al 1626, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre el 24 y 27, y entre el 29 y 31 de julio, de 10:00 a 20:00.

Además, se habilitó la línea telefónica 149 de asistencia a la víctima, que funciona las 24 horas.

Sigue leyendo

Nacionales

Comienza el juicio por la muerte de Débora Pérez Volpin

La primera audiencia tendrá lugar a partir de las 9:30 en la Sala de los Derechos Humanos de Tribunales.

Hoy, a partir de las 9:30, comenzará el juicio oral y público por la muerte de la periodista y legisladora Débora Pérez Volpin. Los acusados, el endoscopista Diego Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente, están imputados por “homicidio culposo”.

A cargo del juez Javier Anzoátegui, el proceso tendrá lugar todos los días hábiles de la feria judicial de invierno, es decir, desde este lunes hasta el viernes 2 de agosto, de 9:30 a 17 con una hora de receso para almorzar al mediodía.

La primera jornada comenzará con la lectura de la elevación a juicio y la posibilidad de que cada acusado brinde sus últimas palabras. Se prevé que 58 testigos desfilen por la Sala de los Derechos Humanos de Tribunales a lo largo de las audiencias programadas.

Además, también se espera el testimonio de Enrique Saco, pareja de Pérez Volpin al momento de su muerte, y de los cinco integrantes del Cuerpo Médico Forense que intervinieron en los peritajes ordenados en la investigación.

Estos últimos son Roberto Víctor Cohen, Alejandro Félix Rullan Corna, Miriam Hebe Matoso, Héctor Nicolás Papagni y Santiago Maffia Bizzozero, quienes solicitaron proyectar un archivo Power Point con las principales conclusiones.

Sigue leyendo

Nacionales

Los chicos rosarinos que viajaron a la NASA

Los estudiantes ganaron un premio por un sistema de seguridad para astronautas. Visitarán la estación espacial y podrán ver el despegue de un cohete.

A 50 años de la llegada del hombre a la Luna, los estudiantes argentinos Juan Tinazzo, Guido Cicconi, Nahuel Colombo, Catalina Silvestri, Victoria Kaial y Agustín Alsop recibieron el primer premio en una competición de la NASA. Los jóvenes ya viajaron a Estados Unidos, hoy visitarán la estación espacial y podrán ver el despegue de un cohete. Viven en la ciudad de Rosario, en la provincia de Santa Fe, y estudian las carreras de Ingeniería, Ciencias de la Computación, Estadística y Matemática en la Universidad Nacional de Rosario (UNR).

Los jóvenes ganaron una competición internacional denominada NASA Space Apps Challenge 2018. Se trata de un hackaton, es decir, un encuentro (virtual, en este caso) en donde los participantes tienen determinado tiempo (48 horas en este desafío) para desarrollar una solución a un problema. Así, crearon “Delta Protocol”, un sistema de seguridad para astronautas que viajen a Marte. Compitieron contra 1.375 proyectos de 75 países y defendieron su desarrollo de forma oral y escrita.

Durante su viaje, los rosarinos conocerán a los otros ganadores de la competición, provenientes de Sylhet (Bangladesh), Sydney (Australia), Manila (Filipinas), Waterloo (Canadá) y Madrid (España). Cada grupo presentará su proyecto en el auditorio de la NASA. Además, los rosarinos verán en directo el despegue del cohete Falcon 9 de SpaceX, la compañía de Elon Musk. Para poder viajar, desde febrero (cuando se enteraron de que resultaron ganadores), los jóvenes recaudaron fondos con apoyo de empresas de Rosario y la UNR.

Delta Protocol es un sistema que incluye DeltaMesh (un brazalete inteligente para astronautas), un arnés y un microchip subcutáneo. A través de una app con inteligencia artificial controla los signos vitales del astronauta. Está compuesto por sensores conectados a DeltaMesh. El objetivo es mantener a los astronautas en observación cuando se alejan de la base, mientras recopilan datos personales y ambientales.

La solución es relevante para la NASA ante la falta de conocimiento de los efectos secundarios de las condiciones atmosféricas y gravitacionales de Marte sobre los cuerpos de los astronautas. En este sentido, resulta vital recopilar y analizar datos de ciertos parámetros biológicos. Además, con el fin de proporcionar a los astronautas apoyo psicológico, el sistema de los estudiantes rosarinos incluye un asistente de inteligencia artificial denominado Wilson que puede autoactivarse o ser activado por el astronauta.

Así, puede por ejemplo autoactivarse para alertar a la base de que un astronauta en movimiento está en peligro. Wilson controla e interpreta variables como la presión sanguínea de los astronautas, la oxigenación de la sangre y la hidratación de la piel. Con estas variables deduce el estado psicológico y fisiológico del astronauta.

Si el sistema detecta que el astronauta está en una situación crítica, reproducirá una serie de mensajes grabados que le puedan brindar apoyo y compañía. Así, en un caso de emergencia, Wilson podría asistir a los astronautas para que permanezcan tranquilos y actúen de manera segura y eficaz para resolver un problema.

Sigue leyendo

cotización del dolar



Nuestro Clima

El tiempo – Tutiempo.net

Advertisement

Facebook