Redes Sociales

Nacionales

“A mí me absolvió la historia” y otras frases de Cristina Kirchner

Con críticas a la gestión de Mauricio Macri y a jueces y a fiscales federales, la vicepresidenta electa declaró en la llamada “Causa Vialidad”. Sus prinicipales definiciones.

La ex presidenta Cristina Kirchner apuntó esta tarde contra los jueces del Tribunal Oral Federal 2 que la juzga por supuesto direccionamiento de la obra pública y resaltó que los magistrados ya tienen su “condena escrita” en este caso.

“Este es un tribunal del lawfare. Que seguramente tiene la condena escrita. A mí me absolvió la historia. Y a ustedes seguramente los va a condenar la historia”.

Además, la senadora se quejó de los “jueces a la carta del gobierno”, al observar el vínculo entre el presidente Mauricio Macri y varios funcionarios judiciales.

“Todo esto, el plan, fue ideado para una feroz, inédita persecución contra quien fuera presidenta de la República durante dos períodos consecutivos por el voto popular”, sostuvo.

A pesar de los insistentes pedidos de la defensa, los jueces del tribunal -Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu- no autorizaron la televisación de la indagatoria en la que la vicepresidenta electa aseguró que está enjuiciada porque “había que condenar a un gobierno, al que desendeudó al país”.

“No soy amiga de Lázaro Báez y nunca lo fui”, aseguró en otro tramo de su declaración, al aludir a su relación con el empresario santacruceño que también está acusado en este juicio.

“No voy a perdonar que porque sos amigo de alguien hay que condenarlo, eso pasaba en la dictadura”, se quejó Cristina Kirchner quien rechazó responder preguntas del tribunal y de la fiscalía.

Durante las cuatro horas de exposición ante los jueces, una sala de audiencias colmada de público en el subsuelo de los Tribunales Federales de Retiro, Cristina Kirchner dejó otras definiciones, en una indagatoria con fuerte tono político:

“Te imputan estupideces y ni siquiera te dejan demostrar que son estupideces que otros también cometieron. Increíble”, sostuvo sobre la imputación como supuesta jefa de asociación ilícita.

Habló además sobre el hallazgo de más de cuatro millones de dólares en cajas de seguridad a nombre de su hija Florencia.

“Cuando terminó la presidencia, después de la primera devaluación, dije’estos van a hacer un desastre. Hay que cambiar todo a dólares’. Eso fue lo que hice y lo hizo mi hija porque fue la única que vive en Buenos Aires; Máximo y yo vivíamos en Gallegos”, explicó.

Aseguró que se trataba del “dinero de la sucesión, no estaba a nombre de testaferros ni en paraíso fiscal, estaba a nombre de mi hija que es la heredera en el Banco Galicia, que es un banco nacional”.

Florencia “fue fotografiada en un montaje frente a millones de dólares, como si los hubiéramos robado”, ahondó.

En otra línea, aludió a la “mesa judicial” que dijo tenía el gobierno de Mauricio Macri “donde se decidía quién iba preso, quién no iba preso, a qué empresario había que apretar”.

“Siempre les digo a los Albertos, Beraldi (su abogado) y Fernández, que son profesores de la facultad, `¿Ustedes cuentan las cosas que pasan en Comodoro Py a los alumnos de derecho penal?´”, cuestionó.

Este planteo fue parte de sus críticas al fuero federal. “Lo que se ve y se conoce es horrible”, agregó alzando el tono de voz.

Antes había cuestionado lo que llamó las “escuchas ilegales” difundidas, al organismo que se encarga de las escuchas ordenadas por la Justicia, la Djudeco y a su titular, Martín Irurzun, presidente de la Cámara Federal porteña.

“Irurzun te escucha e Irurzun te mete preso. Esta es la fórmula de Comodoro Py”, acusó.
Sobre el juez Claudio Bonadio dijo entre otros puntos que ni siquiera la dejó tener tarjeta de crédito, ni a ella ni a sus hijos.

“Tampoco sería justo cargar las tintas sobre Bonadio o Ercolini, dos jueces de grado. Estuve dos años sin fueros por voluntad propia, decidí no tener fueros, ya estaba en marcha la causa Hotesur, dólar futuro. No me dictaron la preventiva”.

“Bastó que fuera electa senadora para que tres días antes me bajaran la prisión preventiva que obviamente no pudieron ejecutar porque tenía fueros. Buscaban la construcción mediática, los títulos de diarios, Cristina no va presa porque se ampara en los fueros”, dijo.

También aludió al ex presidente Néstor Kirchner. “Ni pintar el nombre sabían en la provincia de Buenos Aires” cuando llegó a la presidencia de la Nación, tras la crisis del 2001.

“Y ustedes dicen que era un plan maestro para saquear las arcas del Estado porque Lázaro Báez, que siempre vivió en Santa Cruz, era amigo de Néstor Kirchner, ¿por qué no lo hicieron en Santa Cruz durante 16 años?”.

Para “mentir hay que saber mentir, también como para todo es clave en los tiempos que vienen que los que hablen y las que hablen sepan de qué hablan, sino nos va a ir muy mal a los argentinos”, concluyó, y pidió “perdón” por el tono exaltado.

La ex presidenta está procesada como supuesta jefa de una asociación ilícita en esta causa en la que es juzgada junto al empresario detenido Lázaro Báez, a cuyas empresas, según la acusación, se habría direccionado el 80 por ciento de la obra pública en Santa Cruz durante el kirchnerismo.

Nacionales

El Estado renueva su intervención en la economía

Luego del episodio Vicentin, el Gobierno profundiza las señales. Aguinaldo en cuotas, el caso Aerolíneas y un pago inesperado.

Con la llegada del coronavirus y las medidas de confinamiento, el Gobierno tomó una decisión incómoda para los empresarios. El 1 de abril del 2020, Alberto Fernández firmaba un Decreto de Necesidad y Urgencia prohibiendo los despidos, luego de una fuerte confrontación pública con el Grupo Techint, quién había cesanteado a más de 1.400 trabajadores. Sin embargo, pese al pase de facturas público y la vigencia del decreto, el Ministerio de Trabajo terminó avalando los despidos.

El viernes pasado, el Ministerio de Trabajo publicó un informe con los primeros datos del impacto de la pandemia en el nivel de empleo. En abril, primer mes completo de cuarentena, se perdieron 185.800 puestos de trabajo registrados. En lo que va del año, 307.900 trabajadores se quedaron sin empleo.

Si queremos buscar el origen de las pérdidas de trabajo registrado pese a la vigencia de una norma que explicita lo contrario, podemos encontrar su génesis en la disputa saldada a favor de los “miserables”.

El episodio Vicentin

El decreto que prohíbe despidos se sumó a la doble indemnización, vigente desde el 13 de diciembre pasado. El programa ATP y el IFE, entre otras medidas, refuerzan la intervención del Estado en la economía y sus actores privados, para hacer frente a las consecuencias catastróficas del coronavirus en el nivel de actividad.

El caso Vicentin intentó avanzar un poco más allá. El anuncio de la intervención y eventual expropiación de la compañía generó un fuerte rechazo de los círculos empresariales y hasta manifestaciones multitudinarias en algunas regiones. Esta presión llevó a que el ejecutivo nacional improvise una marcha atrás en sus planes.

Sin embargo, esto no implicó la retirada del Estado como actor clave en la economía. En las últimas semanas, se acumularon señales y medidas concretas del Gobierno nacional que lo muestran como un factor activo en el ordenamiento de la actividad, más allá de las imposiciones resultantes del endurecimiento de la cuarentena.

El Estado como ordenador

El 23 de junio, el Gobierno oficializó el pago en cuotas del aguinaldo para los trabajadores estatales. El viernes pasado, Aerolíneas Argentinas anunció que pagará la mitad de los sueldos a sus empleados. Así, donde el Estado Nacional es el empleador sienta precedentes que pueden ser bienvenidos por los empresarios. En síntesis: si los empleadores privados quieren pagar el aguinaldo en cuotas o abonar la mitad del sueldo a sus empleados, el Estado no dispone de autoridad para evitarlo.

Además, se tomó una decisión incómoda para los tiempos corrientes. El Gobierno ordenó liberar el pago de subsidios adeudados por el Plan Gas elaborado por el ex ministro de Energía, José Aranguren. Esto implica un desembolso superior a los $18.500 millones durante dos meses. El principal beneficiario de este pago es el Grupo Techint, a través de Tecpetrol, a quién le corresponden unos $11.400 millones por la deuda heredada del programa de estímulo a la inversión para la producción de gas en Vaca Muerta.

Decimos que se trata de una decisión incómoda por varios motivos. En momentos donde el Gobierno de Fernández busca achicar el gasto del ATP y el IFE, restringiendo sus alcances por regiones, se avanza en pagos extemporáneos, que tienen poco que ver con la actualidad de urgencias económicas. Incluso, el principal beneficiario del subsidio es el mismo grupo económico que desoyó las advertencias presidenciales al inicio de la cuarentena.

Incomodidad adicional: el interventor del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), Federico Bernal, denunció penalmente al ex ministro de Energía de Mauricio Macri por la dolarización de los contratos para el gas domiciliario durante su gestión. Mientras un área del Gobierno denuncia las políticas gasíferas de la administración anterior, el mismo Gobierno decide sorpresivamente honrar los compromisos firmados por los denunciados.

Lo que sigue

Como vemos, el revés en el caso Vicentin no desembocó en una retirada del Estado de la actividad económica como reclamaban sus detractores. Es posible que las renovadas señales del ejecutivo allí donde oficia de empleador sean tomadas por los empresarios como una guía para actuar en consonancia.

El pago de subsidios adeudados al mismo grupo concentrado que inauguró la temporada de despidos es una señal importante. La apertura de puentes del oficialismo hacia los grandes empresarios parece enmarcarse en una estrategia más general: la nueva oferta en las negociaciones para reestructurar la deuda externa se acerca bastante a las exigencias de los acreedores. Mientras tanto, este lunes las acciones de las empresas nacionales que cotizan en Nueva York saltan hasta un 20%.

Sigue leyendo

Nacionales

Gobierno mejoró las condiciones de pago a bonistas y achicó los plazos para empezar a pagar intereses

El gobierno lanzó la nueva oferta a los acreedores de la deuda argentina con un comienzo de pagos en Septiembre de 2021.

La nueva oferta del Gobierno a los acreedores eleva el valor de recupero de los bonos a 53,50 por cada 100 dólares, prevé una quita de capital del 1,9% promedio y adelanta a comienzos de 2021 el pago de intereses.

Según el comunicado emitido por el Ministerio de Economía que encabeza Martín Guzmán, la propuesta incluye cinco títulos en dólares y dos en euros, con vencimientos entre 2030 y 2046, con intereses que se abonan de manera semestral, arrancando en 0,125%, y llegando al 4,125%. Los pagos de intereses de la deuda con ley extranjera comenzarán el 4 de septiembre de 2021, aunque será sólo como un premio para quienes ingresen al canje en una primera instancia.

Prevé también un reconocimiento con un bono a 2030 los intereses devengados de los títulos canjeables hasta el 4 de septiembre de 2020 inclusive (con un interés anual de 1% en dólares y 0,5% en euros, vencimientos semestrales de intereses y 8 amortizaciones totales en el período).

Además, el documento incorpora una cláusula vinculada a “umbrales de participación mínima como condición para la consumación de la invitación (de oferta de canje), cuya condición la República no puede dejar sin efecto”, sin especificar cuál será ese nivel. Quienes acepten la propuesta tendrán derecho a percibir un valor de recupero de 53,5 centavos por cada dólar, y los acreedores que no adhieran y se vean arrastrados a hacerlo por las cláusulas de acción colectiva (CAC) recibirán 52,2 centavos por dólar.

Las dos opciones se encuentran por encima del límite que había marcado el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el mismo Gobierno a la hora de definir la “sustentabilidad de la deuda” a largo plazo.

Sigue leyendo

Nacionales

Alberto Fernández: “Sembrar dudas de la muerte de Gutiérrez es miserable”

El presidente habló sobre la reciente muerte de Fabián Gutiérrez y, entre otras cosas, dijo que “se estaba haciendo un aprovechamiento de la muerte para reinstalar un tema penoso”.

El presidente Alberto Fernández se refirió al comunicado que sacó la oposición luego de que se conoció la muerte de Fabián Guitiérrez, el ex secretario privado de Cristina Kirchner que declaró como arrepentido en la llamada “causa de los cuadernos”, que investiga hechos de corrupción relacionados a la actual vicepresidenta.

En el comunicado emitido, los firmantes solicitan que la reciente muerte fuera investigada por la justicia Federal, al tiempo que puntualizaron que lo sucedido se trata de “gravedad institucional”.


A raíz de esto, el presidente manifestó que “el aprovechamiento de la muerte para tratar de reinstalar un tema penoso que necesita ser juzgado seriamente, que necesita de racionalidad jurídica, de jueces probos que ese ocupen del tema, es de una miserabilidad absoluta”.

Y en diálogo con FM Millenium, añadió: “Queremos saber qué sucedió con Fabián Gutiérrez , pero sólo insinuar que eso es motivo de la causa de los cuadernos y que el gobierno puede estar involucrado en eso, es una actitud tan miserable que es difícil de entender”.

Por último, Fernández llamó a la reflexión y pidió que no se siembren más problemas de los que la Argentina ya tiene, en medio de la pandemia de coronavirus (COVID-19). “Le pido a la gente que reflexione, ¿quién puede ganar con esta muerte?”, se autopreguntó el mandatario. Y cerró: “No sembremos más problemas que los que tenemos son muchos y no tratemos de revivir el odio que vivió durante 4 años en la Argentina; así no se cierra la grieta”.

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook