Redes Sociales

Salud

6 trastornos del sueño que impiden un buen descanso

Cansancio, apetito, estrés y agotamiento son algunas de las consecuencias de no conciliar el sueño correctamente durante las noches. Cuáles son los más frecuentes y por qué es vital reconocer el problema

La falta de sueño representa uno de los problemas más habituales en las personas. Dormir menos horas de lo recomendado impacta de manera directa en el cuerpo y conlleva trastornos fisiológicos y psíquicos, como el estrés o la ansiedad, además de impactar de manera negativa al día siguiente.

En la Argentina, el 64% de las personas padece trastornos del sueño, según la encuesta internacional The Global Pursuit of Better Sleep Health realizado por Philips en 13 países. Es decir, más de seis de cada diez argentinos admitieron sufrir condiciones como insomnio, ronquidos, apnea, síndrome de piernas inquietas, entre otras. Si bien el 54% de los adultos reconoció el impacto significativo que el sueño y la falta del mismo tienen sobre su salud y bienestar general, para la mayoría de las personas lograr un buen descanso sigue siendo difícil o no es una prioridad.

En este contexto, consultado por Infobae, el médico neurólogo Alejandro Guillermo Andersson, (MN 65.836) y director del Instituto de Neurología Buenos Aires (INBA), aseguró que las consecuencias por no poder conciliar el sueño son muchas y que las personas deben acudir a un profesional cuando es un comportamiento que se repite por semanas o meses.

De este modo, el profesional enumeró los trastornos más frecuentes. Estos son:

Insomnio

El insomnio es uno de los trastornos más comunes en las personas

El insomnio es uno de los trastornos más comunes en las personas
El insomnio es uno de los trastornos más comunes pero no se debe subestimar ni pasar por alto las consecuencias en el organismo. “El insomnio se clasifica en diferentes tipos: la persona a la que le cuesta conciliar el sueño, aquellos a los que les cuesta mantener el sueño y aquellas que se despiertan sumamente temprano y no pueden vuelven a dormir. Todas suponen un problema en el sueño que debe ser reparado”, dijo Andersson.

Apnea 

La amplia mayoría de pacientes con apnea son hombres (Shutterstock)

La amplia mayoría de pacientes con apnea son hombres (Shutterstock)

El síndrome de apneas-hipopneas obstructivas durante el sueño (SAHOS) es uno de los más comunes en los adultos mayores. Afecta entre el 4 y el 20% de la población general, aumentando progresivamente este porcentaje luego de los 50 años. Es una patología que se caracteriza por interrupciones repetidas de la respiración (apneas) superiores a los diez segundos que suman, en muchos casos, dos o más horas de inadecuada oxigenación en una sola noche y que se acompaña de diversos síntomas o complicaciones.

“En el mundo de los niños también existen las apneas que responden a un problema neurológico central”, enfatizó el especialista. Las apneas se repiten durante toda la noche y la falta de oxigenación genera importantes problemas psíquicos, sociales, laborales, neurológicos y cardiorrespiratorios.

Trastornos del ritmo circadiano 

Aquellos con horarios rotativos suelen sufrir trastornos de ritmos circadiano

Aquellos con horarios rotativos suelen sufrir trastornos de ritmos circadiano

Los trastornos del ritmo circadiano del sueño, se caracterizan por una incapacidad para dormir debido al desajuste entre el marcapasos cerebral que controla el ritmo circadiano del sueño de la persona y el horario normal en el contexto en el que se desenvuelve la persona. “Aquellos que trabajan en distintos horarios o que viajan muy seguido a zonas con distintos horarios son pacientes en los que su organismo debe realizar un constante ajuste automático de horario y que se ven afectados por este trastorno”, comentó Andersson. 

Síndrome de movimientos periódicos de las piernas

Hay pacientes que sienten la necesidad de mover las piernas porque les genera alivio y eso influye una molestia en el sueño (Shutterstock.com)

Hay pacientes que sienten la necesidad de mover las piernas porque les genera alivio y eso influye una molestia en el sueño (Shutterstock.com)

En ocasiones, el síndrome de movimientos periódicos de las piernas (PLMD por sus siglas en inglés) se presenta junto con el síndrome de las piernas inquietas (RSL).

“Hay pacientes que tienen una necesidad imperiosa de mover las piernas porque les alivia una molestia sensitiva. Por ende, cuando estiran las piernas o cuando las sacuden en la cama se sienten mejor. Cuando duermen, ocurre el fenómeno nuevamente hasta que logran conciliar el sueño pero se vuelven a despertar. A pesar de que cerca del 8% de la población se ve afectada por esto, es un trastorno que impide mantener el sueño durante toda la noche”, aseguró Andersson.

Terrores nocturnos 

Los terrores nocturnos se dan en su mayoría en los más chicos (iStock)

Los terrores nocturnos se dan en su mayoría en los más chicos (iStock)

Se trata de un trastorno de sueño que se produce en las primeras horas de la noche y que generalmente se manifiesta en niños y menos frecuentemente en adultos. Se caracteriza por un brusco despertar con sensación de miedo intensa acompañado de gritos por parte del paciente con taquicardia y sudoración profusa. Es un cuadro explosivo que dura minutos, luego el paciente se calma y se vuelve a dormir. A la mañana siguiente hay amnesia de lo ocurrido.

“Son un tipo de Parasomnia. Consisten en episodios de gritos, incluso con los ojos abiertos, reacción de miedo intenso y agitación del cuerpo durante el sueño”, comentó Andersson.

Parálisis del sueño

Las personas se sienten totalmente inmóviles al momento de sufrir un episodio

Las personas se sienten totalmente inmóviles al momento de sufrir un episodio

Las personas que experimentan la alteración, según el especialista, se sienten completamente inmóviles. Dura un lapso breve. Pasados unos segundos, se recupera el tono muscular propio de la vigilia y puede moverse con normalidad. Si se demora en recobrar el movimiento, basta con ser tocado por alguien más para recuperarse.

Lo que no hay que hacer 

Al momento de interrumpir el ciclo de sueño las personas deben evitar mirar a sus pantallas (Shutterstock.com)

Al momento de interrumpir el ciclo de sueño las personas deben evitar mirar a sus pantallas (Shutterstock.com)

-Si la persona se despierta en la madrugada es recomendable no ingerir alimentos porque el organismo es muy primitivo y se acostumbra a comer siempre en el mismo horario

-Evitar las pantallas cuando se despiertan en el momento es importante porque de acuerdo al profesional, la persona va a inhibir el pico de melatonina porque el organismo va a pensar que es de día.

-Evitar comidas abundantes antes de ir a dormir.

-Establecer y respetar una rutina de sueño de modo a que el organismo se acostumbre a una rutina y a la higiene del sueño.

-Acudir a un profesional si conciliar o mantener el sueño se vuelve algo común.

Salud

Barranqueras inicia la campaña contra el dengue

El Municipio, en conjunto con el Ministerio de Salud Pública, hará recorridas de difusión y medidas preventivas como el descacharrado.

La Municipalidad de Barranqueras y el Ministerio de Salud Pública de la Provincia iniciará este lunes una campaña de prevención del dengue, que estará dirigida a la eliminación del mosquito aedes aegypti, transmisor de la enfermedad.

La campaña consistirá en la concientización y prevención sobre las formas de transmisión y prevención de esta enfermedad, como el descacharrado para eliminar los criaderos del mosquito transmisor.

El trabajo estará a cargo de personal municipal y también integrante del ministerio de salud pública.

La campaña comenzará este lunes, en los barrios La Lomita y Villa Paraguay, donde los agentes sanitarios brindarán información sobre prevención, cuidados y descacharrado.

En tanto, el martes 21 personal del municipio de Barranqueras irá con los camiones a recolectar todo el material desechable que hayan sacado los vecinos.

Además, a partir del lunes 27, el operativo estará en el barrio Sumalao.

Sigue leyendo

Salud

Actividad física en verano: claves para no sufrir complicaciones en el entrenamiento

En condiciones normales, la piel, los vasos sanguíneos y el nivel de transpiración se ajustan al calor, pero los sistemas de enfriamiento natural pueden fallar si la persona está expuesta a altas temperaturas y a altos niveles de humedad. A qué síntomas estar atento

Practicar alguna actividad física en época de altas temperaturas provoca que el cuerpo incremente la irrigación sanguínea en la piel así también como la sudoración. Este proceso interno, denominado termorregulación, tiene como objetivo eliminar el calor acumulado en el interior y, de esta manera, disminuir o mantener la temperatura del cuerpo.

Ya sea que uno corra, juegue un partido de fútbol, ande en bicicleta o camine, es importante tomar ciertos recados cuando aumenta la temperatura; se recomienda, por ejemplo, realizar este tipo actividades antes de las 10 o después de las 18, cuando el clima se encuentra un poco más fresco; evitar el sol del mediodía y no olvidar aplicarse un protector solar adecuado. Para aclimatarse a las elevadas temperaturas, es indispensable usar ropa ligera y fresca, acompañado de una correcta hidratación y un posterior enfriamiento.

“A mayor temperatura ambiente tiene que ser menor la intensidad del entrenamiento, porque, lógicamente, el cuerpo pierde la capacidad de perder calor. Con el aumento del calor corporal, aumenta la frecuencia cardíaca, entonces tenemos mayor pérdida de electrolitos y es importante recuperarlos para una hidratación correcta”, dijo a Infobae Claudia Lescano, licenciada en alto rendimiento deportivo.

(Shutterstock.com)

(Shutterstock.com)

El ejercicio y la temperatura del aire provocan un aumento en la temperatura corporal. El cuerpo, para poder enfriarse, disminuye la cantidad de sangre en los músculos y envía ésta a circular a través de la piel. Si la humedad también es alta, el cuerpo se enfrenta a más estrés ya que el sudor no se evapora fácilmente y esto podría aumentar, aún más, la temperatura interna. En condiciones normales, la piel, los vasos sanguíneos y el nivel de transpiración se ajustan al calor, pero los sistemas de enfriamiento natural pueden fallar si estamos expuestos a altas temperaturas y a altos niveles de humedad.

Lo cierto es que es necesario estar atentos y nunca menospreciar estos síntomas. Ante la presencia de alguno de ellos, es importante dejar de hacer ejercicio inmediatamente; bajar la temperatura corporal e hidratarse -sin esperar tener sed para hacerlo- tomando agua o bebidas deportivas que reponen sales y minerales. Si es posible, se recomienda humedecer el cuerpo con agua fría. En el caso de no mejorar después de 30 minutos, consultar inmediatamente al médico.

En este contexto, la especialista en rendimiento deportivo enumeró los síntomas a los que las personas deben estar atentas. Estos son:

-Mareo

-Dolor de cabeza

-Fatiga

-Sensación de ahogo

-Frecuencias cardíacas elevadas

-Calambres

-Orinar con color oscuro

(Shutterstock.com)

(Shutterstock.com)

Con respecto a las recomendaciones, la especialista aseguró que no deben dejar nada al azar para un correcto entrenamiento con temperaturas elevados. De este modo, enumeró ciertos aspectos a tener en cuenta:

-Con respecto a la ropa: tiene que ser ropa que permita que el sudor se evapore. Si es algodón, el sudor no se evapora entonces aumenta más la temperatura corporal y se agrava el cuadro.

Realizar ejercicio físico fuera de las horas centrales del día, es decir, a primera hora de la mañana o a última de la tarde. Importante aprovechar los momentos y ambientes más frescos del día.

 Mantenerse bien hidratado antes, durante y después de la realización del ejercicio. Si la actividad dura menos de una hora, con tomar agua fresca (unos 125 cc cada 15-20 minutos) es suficiente. En cambio, si se extiende más de 60 minutos, habrá que ingerir bebidas deportivas o isotónicas (500 cc unos 60 minutos antes de iniciar el ejercicio y entre 100-125 cc cada cuarto de hora durante la práctica del mismo).

– Evitar la exposición directa al sol, usar ropa clara y liviana que permita una adecuada transpiración.

– Usar protectores solares. Ayudan a prevenir enfermedades de piel, disminuyendo el riesgo de generar cáncer de piel.

Fuente: Infobae.com

Sigue leyendo

Salud

Alerta conjuntivitis: especialistas advierten sobre el aumento de los casos en verano

Esta infección de la membrana externa del globo ocular y el párpado interno puede dejar a los chicos afuera de la diversión de la colonia, porque es muy fácil el contagio entre personas. No hay forma de prevenirla, pero sí de tratar y aliviar los síntomas

La conjuntivitis es una inflamación de la membrana que recubre el globo ocular. Es un cuadro muy frecuente y los casos aumentan en verano. “Esto sucede no solo por una mayor presencia de adenovirus, sino además por lo fácil que resulta el contagio entre chicos en piletas o colonias de vacaciones”, explicó a Infobae el médico Joaquín Romano, de la División de Oftalmología del Hospital de Clínicas.

Los virus y bacterias que provocan esta afección pueden sobrevivir en el agua por un período bastante largo de tiempo, por eso es importante siempre usar protección, por ejemplo a través del uso de antiparras”, aconsejó Romano. “En las conjuntivitis virales, el período de incubación dura entre 3 y 5 días. En ese tiempo, la persona no tiene síntomas pero puede contagiar a otros”, agregó.

La conjuntivitis es una inflamación de la membrana que recubre el globo ocular. Es un cuadro muy frecuente y los casos aumentan en verano (Shutterstock)

La conjuntivitis es una inflamación de la membrana que recubre el globo ocular. Es un cuadro muy frecuente y los casos aumentan en verano (Shutterstock)

Hay conjuntivitis virales, bacterianas y alérgicas. Los síntomas característicos son comunes a todas: ojos rojos, lagrimeo, dolor y posiblemente ardor. En las conjuntivitis bacterianas es frecuente la secreción nocturna que provoca que el párpado esté pegado con lagañas al despertar. Las conjuntivitis alérgicas, además de tener desencadenantes muy marcados como el polvo, los animales o el polen, se distinguen por una constante picazón y no son contagiosas. “La consulta con el oftalmólogo es importante porque cada una de ellas requiere una abordaje distinto, tanto para aliviar los síntomas como para el tratamiento”, afirmó Romano.

La conjuntivitis se transmite de persona a persona mayormente por contacto, al compartir toalla, sábanas y hasta objetos. ”Hay que lavarse siempre las manos, sobre todo después de tocarse los ojos. Así, se reduce el riesgo de inflamación de la conjuntiva y además el contagio”, sostuvo el especialista.

“Resulta fácil el contagio entre chicos en piletas o colonias de vacaciones”, explicó a Infobae el doctor Joaquín Romano, de la División Oftalmología del Hospital de Clínicas (Shutterstock)

Si la conjuntivitis ataca a los más chicos, Romano sugiere como primera medida “darles alcohol en gel y enseñarles a usarlo cada vez que se toquen los ojos. Las manos siempre limpias. También, el chico tiene que tener una toalla para su uso exclusivo. No asistir a colonia o pileta y consultar a un oftalmólogo para que indique medicación, llegado el caso. Si los síntomas son muy molestos, se pueden lavar los ojos con solución fisiológica, que ayuda a la recuperación”.

La conjuntivitis es una afección leve y de corta duración. Se estima que desde el inicio de los síntomas hasta que concluye el ciclo del virus son entre 5 y 9 días para que la persona esté curada. “La única forma de prevenir la inflamación y evitar el contagio es tomar las medidas de higiene de manos, aislamiento de la persona con síntomas y de uso de protección en las piletas”, concluye el profesional.

Se estima que desde el inicio de los síntomas hasta que concluye el ciclo del virus son entre 5 a 9 días para que la persona esté curada (Shutterstock)

Se estima que desde el inicio de los síntomas hasta que concluye el ciclo del virus son entre 5 a 9 días para que la persona esté curada (Shutterstock)

Según especificó en diálogo con Infobae el médico oftalmólogo Aldo Cesar Da Prá, MN 55294, “en verano hay más exposición al sol, más contacto con el agua de mar y piscinas, lugares en donde su contagio aumenta considerablemente. Es por ello que su prevención es vital para evitar contraer esta enfermedad”.

El profesional describió los síntomas para reconocer el cuadro desde sus comienzos y realizar la consulta médica lo antes posible: enrojecimiento ocularsecreción acuosa o mucopurulenta que produce lagrimeo, dolorfotofobia (sensibilidad a la luz), visión borrosa, sensación de pesadez en los ojos, edema palpebral y disminución de la agudeza visual cuando compromete la córnea.

Los síntomas de la conjuntivitis suelen ser el enrojecimiento ocular, secreción acuosa o mucopurulenta que produce lagrimeo, dolor, fotofobia (sensibilidad a la luz), entre otros (Shutterstock)

Los síntomas de la conjuntivitis suelen ser el enrojecimiento ocular, secreción acuosa o mucopurulenta que produce lagrimeo, dolor, fotofobia (sensibilidad a la luz), entre otros (Shutterstock)

“La conjuntivitis dura entre 8 y 12 días, y es autolimitada, pero en algunos casos puede prolongarse hasta por tres semanas y progresar causando serias complicaciones oculares”, aseguró el especialista, quien explicó que “para el tratamiento se suelen indicar antibióticos tópicos, frío local, lágrimas, y antiinflamatorios, según la situación de cada paciente”.

Fuente: Infobae.com

Sigue leyendo
Advertisement

Nuestro Clima

Facebook