Conectate con nosotros

Nacionales

Berni: “Tuve la desgracia de abatir delincuentes, actué a derecho”

El ex secretario de Seguridad criticó el nuevo reglamento sobre uso de armas de fuego y lo tildó de “bomba de humo”. Además dijo que la norma “no es aplicable”.

El ex secretario de Seguridad Sergio Berni se sumó a las voces críticas del nuevo protocolo que implementó el Gobierno nacional para el uso de armas de fuego por parte de las fuerzas federales, al considerarlo “inaplicable” y una “bomba de humo” y relató que en su momento debió “abatir a un delincuente” y la normativa actual lo respaldó.

“El protocolo no es aplicable porque va en contra de Derecho. Cuidar a un efectivo de las fuerzas de seguridad es hacerlo actuar bajo derecho. No se puede ir en contra de derecho ni de la Constitución, ni contra tratados internacionales”, sostuvo Berni.

“Dentro de la ley todo, fuera de la ley nada. No es que coincido con Carrió, coincido con mis principios y con mi experiencia”.

El ex funcionario consideró que “otra cosa es discutir el espíritu” del protocolo y aclaró: “Yo estoy de acuerdo en que hay que defender al ciudadano, que hay que defender e impartir la autoridad, que el delincuente que sale con un arma está dispuesto a matar y por lo tanto constituye un peligro para la sociedad”.

“No sé de todos los que están acá, cuántos tuvieron la desgracia de matar o dar la orden de abatir a un delincuente. Yo lo tuve que hacer bastantes veces y nunca tuve ningún problema.

Porque siempre actué a derecho y el delincuente fue abatido y la víctima fue salvada”, sostuvo Berni.

Al cuestionar el protocolo redactado del Ministerio de Seguridad, opinó que “no viene a poner ninguna solución” y reclamó discutir “cuestiones de fondo y no bombas de humo”.

En declaraciones a Todo Noticias, Berni agregó: “Es un articulado cargado de elementos subjetivos. Todas esas situaciones que describe el protocolo ya están previstas en la ley. No hay nada nuevo”.

Advertisement

Nacionales

Nicolás Massot se refirió a Nestor Kirchner y debió pedir disculpas

En el marco del debate para desregular el precio de Papel Prensa (proyecto finalmente aprobado) el diputado por el PRO generó una fuerte controversia que puso en duda la continuidad de la sesión.

Nuevamente Nicolás Massot generando tensiones en el recinto producto de sus poco atinados comentarios.

En esta oportunidad, mientras transcurría el debate sobre el proyecto para desregular el precio de Papel Prensa, el diputado nacional hizo referencia al difunto ex presidente Néstor Kirchner.

Tomando la posta recibida por el presidente del bloque FpV Agustín Rossi, quien les señalara a los legisladores presentes que “Clarín no tiene amigos”, Massot retrucó haciendo referencia al vínculo inicial entre este grupo y el ex mandatario.

“Es cierto que Clarín no tiene amigos. Los supo tener. Su amigo más importante lo perdió en 2010. Que en paz descanse”

A raíz de estos pronunciamientos, fue el diputado Máximo Kirchner, quien cuestionó a Massot, amenazando junto a varios de su bloque con quitar el quorum necesario para llevar a cabo la votación por el proyecto en cuestión.

De igual manera, fue nuevamente el ex ministro de Defensa Agustín Rossi quien tomó la palabra, calificando de “canalla” al legislador cordobés.

“Para nosotros era un amigo, un compañero, además de ser nuestro jefe político y el padre de un compañero. Si queres disculparte, disculpate delante de todo la cámara. Y disculpate en serio”, planteó Rossi.

Posteriormente, Massot dio las disculpas pertinentes y manifestó que no era su “intención ofender a nadie”, solicitando el mismo respeto que le exigen también cuando se refieran sobre su familia. A todo esto, el proyecto por la desregulación de Papel Prensa fue aprobado.

Seguir Leyendo

Nacionales

Diputados postergó el proyecto contra barras y no será votado hasta 2019

Tras obtener dictamen favorable en Comisión, la Cámara Baja decidió posponer el debate en pos de realizar ciertas modificaciones sobre la normativa.

Desde el 3 de diciembre y hasta el 21 de este mes, Mauricio Macri dispuso de la apertura de sesiones extraordinarias en el Congreso de la Nación. A partir de esta resolución se espera poder tratar un paquete que contiene 40 proyectos de ley.

Con 65 leyes como peor antecedente (año 2005), el 2018 expone las dificultades existentes entre un oficialismo que es minoría en ambas Cámaras (algo que ocurrió únicamente sobre el final del gobierno alfonsinista) y las tensiones al interior del espectro peronista.

Una nuevo demostración de este punto fue la decisión de posponer el debate sobre el proyecto que busca crear un Régimen Penal y Procesal para la Prevención y Represión de Delitos en Espectáculos Futbolísticos.

El dictamen en la comisión conjunta de Legislación Penal y de Deportes había salido con 12 de los 33 diputados en disidencia. Allí, ya habían planteado observaciones, incluso desde el oficialismo, y pidieron seguir afinando al redacción final.

En principio, la ley se discutirá nuevamente el 18 de diciembre. Lo cierto es que el Senado convocó por estas horas a una sesión para el próximo miércoles 12 de este mes a las 14:00 horas donde , si bien el temario quedó pendiente de definición, en el mismo se buscará incorporar aquellas temáticas de “bajo voltaje” en pos de lograr una resolución en esa misma sesión.

Es por ello que, en caso que el proyecto fuera aprobado (algo que difícilmente suceda), seguramente no llegue a ser tratado en la última jornada propia a las sesiones extraordinarias del Senado de la Nación.

Seguir Leyendo

Nacionales

¿Quién es y de qué se acusa a Paolo Rocca?

Es uno de los empresarios más importantes de la Argentina, fue procesado por el juez Bonadio en la causa de los cuadernos y ayer los fiscales pidieron su detención ¿Quién es y de que se lo acusa?

¿Quién es?

Paolo Rocca es el presidente del poderoso grupo Techint y el hombre más rico de la Argentina, según la revista Forbes, lo que lo ubica dentro de los 500 más ricos de todo el mundo. Es el hijo de Roberto Rocca, que fue presidente honorario de Techint y nieto del fundador de este grupo industrial, Agostino Rocca.

En 1985 Paolo Rocca comenzó su Carrera en el Grupo Techint como asistente del presidente del directorio, despupes de ser asistente del Director Ejecutivo del Banco Mundial. Desde el 2002, es CEO de Tamsa y de Ternium, y del Director de la Corporación Financiera de Techint.

Techint es el principal conglomerado industrial del país, líder en producción de acero y el mayor productor global de tubos sin costura para la actividad petrolera. Tiene negocios en las áreas de petroquímicos, refinería, minería, construcción de plantas industriales, de tratamiento de aguas, tuberías, telecomunicaciones, rutas, autopistas, y otras obras de infraestructura.

¿De qué se lo acusa?

El empresario esta siendo investigado por el supuesto pago de coimas de parte de Techint a ex funcionarios del gobierno anterior para solucionar la venta de una de sus empresas en Venezuela.

Si bien el ex directivo de la empresa, Héctor Zabaleta, admitió la entrega del dinero, el juez Bonadió dictó falta de merito: adjudica que Zabaleta sólo seguía ordenes superiores, por eso Paola Rocca quedó acusado de los delitos de asociación ilícita, pago de coimas y dádivas.

“Con referencia a esta imputación yo no estuve involucrado en los pagos a los cuales se me ha hecho referencia, ni lo autoricé ni estuve en conocimiento de los mismos hasta que surgieron en la prensa en las últimas semanas” dijo Rocca en la indagatoria.

A su vez, los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli apelaron la decisión del juez Claudio Bonadio de procesar al CEO de Techint sin prisión preventiva y solicitaron su detención.

Seguir Leyendo

Nacionales

La doctrina Bullrich: ¿objetivo político o marketing electoral?

De cara a un año de elecciones y a raíz del decreto de la ministra, la agenda de seguridad vuelve a estar en agenda.

La agenda de seguridad ocupa un triste lugar en las campañas electorales de nuestro país: Triste por partida doble, dado que (al compás de las encuestas y los temas que “miden”) no sólo maquilla la falta de políticas públicas señalando a un enemigo común construido según los tiempos que corran, sino que además dilatan y dificultan aún más la resolución de una de las principales preocupaciones de la gente.

En tiempos de promesa electoral los principales partidos repiten como un credo el “más policías en las calles” como única solución posible a un problema que transita distintas realidades.

¿O la ausencia de seguridad es la misma para todos y todas?, ¿no hay una doble moral de la inseguridad donde se promete más policías para las calles pero se termina destinando menos aún para prevenir y atravesar que una mujer es asesinada cada 31 horas, por ejemplo?.

l marketing político emocional utiliza recursos de comunicación estratégica que influyen sobre la audiencia y electores buscando así establecer una conexión con algún candidato.

Con mayor fuerza que nunca, el delito es hoy uno de los principales problemas sociales para los ciudadanos y la clase política ha tomado nota.

La seguridad en la agenda electoral

Como consecuencia, la guerra contra la inseguridad se transformó en uno de los motores de las campañas electorales. Estando a 63 días de iniciar el calendario electoral provincial (17/2 las PASO en La Pampa) y 248 para el nacional (11/8 PASO), el Gobierno, con Patricia Bullrich a la cabeza parece decidido a instalar el relato de la seguridad como eje de un 2019 electoral.

Lo cierto es que podemos pensar a la génesis de la alianza Cambiemos con el miedo como una de sus bases. El malestar con el kirchnerismo se sintetizó en el temor a que la Argentina termine como Venezuela, que se “chavizara”. Como sostiene Vommaro en “La larga marcha hacia Cambiemos”: El diagnóstico era el populismo, el fantasma, el chavismo.

En este último año a su vez hemos visto una variedad de acusaciones a partir de poner la lupa sobre los inmigrantes, las sucesivas amenazas de bombas, el fallido Hezbollah de Floresta y claro, el decreto de Patricia Bullrich sobre el empleo de las armas de fuego por parte de las fuerzas federales.

Lo que está en juego

En la historia reciente de la Argentina, por un lado, parecería existir una profunda preocupación por el delito y la inseguridad, pero por otra parte una distancia marcada en apoyo a políticas que impliquen una mayor militarización de la seguridad ciudadana.

Existe bastante apoyo al endurecimiento de las penas, pero en el marco de una adhesión firme por el Estado de Derecho y la no militarización de la seguridad interior. Los castigos serán más duros o más leves, pero seguirán un debido proceso.

Lo que se está poniendo en juego es precisamente esto último. El grupo social que busca “mano dura” como respuesta a los problemas parece cada vez más predispuesta en apoyar a un candidato embanderado en propuestas de este tipo.

Con Trump y Bolsonaro como algunos de los numerosos síntomas recientes y conocidos, el discurso que entiende al odio como política ya no se calla. Y además, gana elecciones.

Parecería entonces que cada dos años el pleno de la clase dirigencial argentina recuerda los dilemas de seguridad en nuestro país, las necesidades de la gente y ensayan las soluciones que permita obtener los votos necesarios.

Lo único verdaderamente seguro es una cosa, diagnósticos y planes sobran, lo que falta es ejecutarlos (a los planes, claro).

Seguir Leyendo

cotización del dolar



Nuestro Clima

El tiempo – Tutiempo.net




Facebook